El Barcelona superó las numerosas bajas por contagios y lesiones para sumar tres puntos muy valiosos ante el Mallorca en Son Moix con un gol de Luuk de Jong en la primera parte y una intervención prodigiosa de Ter Stegen en el tiempo de descuento.

El 0-1, conquistado con mucho sufrimiento, acerca a los azulgranas a las plazas que dan acceso a la Liga de Campeones y deja al equipo de Luis García Plaza más cerca de la zona de descenso. El segundo triunfo en 19 jornadas de los azulgranas lejos del Camp Nou (también venció al Villarreal)  tiene el valor añadido por las circunstancias -todas contrarias a sus intereses- en las que se fraguó.

Deja un comentario