El América completó la lista de los cuatro semifinalistas de la Liga de Campeones de la Concacaf tras vencer 3-1 (global 4-2) al Portland Timbers de los Estados Unidos.
Después de un fuerte aguacero y sobre una cancha sumamente complicada y resbaladiza, las Águilas se adaptaron mejor a las circunstancias y poco a poco fueron adueñándose del partido, lo que Federico Viñas rubricó con un estupendo remate de cabeza para vencer a Jeff Atinella a los 21 minutos y fue el propio delantero charrúa el que aprovechando un polémico penal,  aumentó la cuota, el 2-0, desde los once pasos, un doblete que le hacía falta marcar al uruguayo, que fue  nuevamente titular ante la ausencia de Roger Martínez.
Los Leñadores sin embargo no renunciaron al boleto para la semifinales y lo demostraron con el tanto de Diego Valeri tras un discutido tiro penal, mismo que revivió sus posibilidades al 64, poniéndose con el 2-1 y el 4-3 acumulado, a un tanto de la siguiente ronda, sin embargo y para no darle más tiempo de animarse a los de Portland, Leo Suárez culminó un veloz despliegue azulcrema que inició el ecuatoriaño Pedro Aquino y que definió el argentino a los 70 para darle a los azulcremas una gran victoria de 3 a 1 y un contundente marcador global de 4-2, además por supuesto del boleto para las semifinales, en las que el América tendrá como rival al Philadelphia Union, el único equipo con vida de la MLS.