Siguen acomodándose las piezas del rompecabezas de la Fórmula Uno para la temporada del 2022 y ahora fue Alexander Albon el gran beneficiado ya que dejará de ser conductor de reserva en Red Bull para volver a ser piloto titular en la escudería Williams.
El británico de madre tailandesa de 25 años quedó muy dolido a finales del 2020 cuando Red Bull lo bajó de uno de sus asientos para darle cabida al mexicano Sergio Pérez y ésta buena noticia para él que surge como una consecuencia de la salida de George Russell hacia Mercedes viene a romper con su amargura y a devolverle la ilusión perdida. 
Albon fue integrante del proyecto de desarrollo de pilotos de Red.Bull desde adolescente y comenzó a probar suerte en la F1 con Toro Rosso, la filial del poderoso equipo austriaco en el 2019 para muy pronto reintegrarse (en el 2020) a RB como titular junto a Max Verstappen pero nunca pudo seguirle el paso y algunos errores lo dejaron sin un lugar seguro en la privilegiada parrilla de la Fórmula 1.
El londinense, hijo de Nigel Albon, un expiloto de carreras de menor categoría, ha disputado 38 grandes premios de F1 consiguiendo dos podios y 197 puntos pero todavía ningún triunfo.
El otro piloto de Williams para el 2022 seguirá siendo Nicolás Latifi. 

Deja un comentario