Tras la última y decepcionante reunión con Moussa Sissoko, representante de Ousmane Dembélé, el Barcelona da prácticamente por perdido al delantero francés y ya ha empezado a planificar sin él la próxima temporada.

Fuentes de la entidad azulgrana confirmaron que el encuentro, que se celebró este miércoles por la tarde, no se desarrolló tal como se esperaba después de que el agente del jugador se descolgara pidiendo unas pretensiones económicas que el club considera ahora mismo fuera de mercado.

Barcelona sigue teniendo problemas financieros que le impiden realizar contrataciones.

Deja un comentario