Sevilla y Barcelona empataron a uno en su partido aplazado de la cuarta jornada en el Sánchez-Pizjuán, donde los hispalenses, que jugaron con diez casi media hora por una acción absurda de Jules Koundé que le costó la expulsión, malograron su ‘bola extra’ para apretar al líder; y los azulgranas siguen fuera de zona ‘Champions’.

Tras un partido con escasas ocasiones, los goles llegaron en el primer tiempo en jugadas de estrategia, marcados por el argentino Papu Gómez sobre la media hora y el uruguayo Ronald Araújo en el minuto 45, tras sendos tiros de esquina. A partir de ahí, el Sevilla, con diez por la roja a Koundé, se defendió bien ante un Barcelona que estrelló un balón en un poste por medio de Dembélé, su hombre más incisivo.

al final de este aburrido partido quedaron empatados a uno. El equipo de Xavi no encuentra ni estilo, ni equipo, no tienen ritmo, no es el Barcelona de antaño. Tal parece que no hay entrenamientos.

Deja un comentario