La firma estadounidense de inversiones y asesoría financiera Dorliton Capital adquirió al 100% los derechos de la escudería Williams Racing de la Fórmula Uno.
La empresa fabricante de autos de carreras, propiedad de Sir Frank Williams (Fundador en 1977), había anunciado desde el pasado mes de mayo que la Junta Directiva consideraba poner a la venta la totalidad de sus acciones o un porcentaje y de inmediato aparecieron varios candidatos, sin embargo ninguno había reunido los requerimientos que sobre todo exigían no acabar con ciertos detalles tradicionales del equipo de F1 que ha sido campeón de la máxima categoría en 9 ocasiones y que ha tenido 7 veces al mejor piloto, pero que fue último lugar en las temporadas 2018 y 2019 y que acumula 23 años sin un trofeo.
Mediante un comunicado se confirmó que el nuevo conglomerado propietario de la escudería no tiene planes de cambiar el nombre del equipo ni los colores principales del monoplaza así como tampoco el chasis, reconociendo con todo ello la importancia de respetar y conservar el legado de Williams, una marca con credibilidad y prestigio bien ganados.
Asimismo la Subdirectora del equipo, Claire Williams (hija de Frank), que se mantendrá dentro de la nueva estructura, señalo que tampoco se moverán de sede y que seguirán trabajando en Grove, Oxfordshire en la Gran Bretaña porque ahí tienen todo para cumplir con su labor y porque además dichas instalaciones representan un gran valor económico y social para la comunidad local.
En los últimos años Williams ha estado sumido en una crisis económica y deportiva que le había hecho imposible tener una lucha pareja con otras escuderías pero pronto cambiarán muchas cosas internamente y se analizará si los actuales pilotos, George Russell y Nicolás Latifi son los indicados para darle vida al nuevo proyecto en la pista.

Deja un comentario