• septiembre 10, 2020
  • Raúl Vega
  • 0


Este jueves se corrió la etapa más larga de la edición del 2020 de la Tour de Francia y el novato Mark Hirschi de Suiza del Sunweb Team se llevó la victoria en una meta inédita en el ascenso al Suc au May después de los largos y tremendos 218 kilómetros de recorrido entre Chauvigny y Sarran Corrèze. 
El jóven helvético de 22 años logró anotarse su primer triunfo en la Gran Bucle mostrando fuerza y consistencia así como un recio carácter, cualidades que le ayudaron para fugarse faltando 25 kilómetros y aguantar los intentos de otros equipos tanto de darle alcance como de quemarlo y logró llegar con buena ventaja, que fue hasta de 2 minutos en relación al líder general Primoz Roglic y del campeón defensor, Egan Bernal, por cierto todavía los dos primeros de la clasificación general y el esloveno en poder aún del prestigioso maillot amarillo.
Hirschi ya había terminado segundo en Niza y tercero en Laruns, por lo que era cuestión de tiempo para que logrará su primera victoria.
La 12° etapa incluyo un homenaje póstumo al fallecido pedalista francés Ramond Poulidor (conocido como el eterno segundo) al pasar el pelotón por su lugar de nacimiento en  Saint-Leonard-De-Noblat.

Deja un comentario