Rusia estará en Tokio pese al castigo por dopaje aplicado por World Athletics y lo hará con 335 atletas.
El Comité Olímpico Ruso informó que viajarán a los Juegos Olímpicos con sus mejores representantes como “neutrales”, lo que significa que competirán sin bandera, sin uniforme con los colores y el escudo oficial del país y que los ganadores de medalla no escucharán el himno nacional ruso sino el del Comité Olímpico Internacional.
Stanislav Pozdniakov, titular del máximo organismo ruso, señalo que para el atletismo su delegación incluye a tres campeones mundiales como la saltadora de altura María Lasitskene, a la saltadora de pertiga Anzhelika Sidorova y al corredor de vallas Serguei Shubenkov, quienes estarán acompañados por otros posibles medallistas como Daría Klishina de salto de longitud, Ilía Ivaniuk y Mihail Akimenko en salto de altura, Valeri Pronkin de lanzamiento de martillo, al los marchistas en 20 kilómetros, Elvira Iasanova y Vasili Mizinov así como a Ilía Shurenev en decatlón. 
Para Rusia también hay grandes esperanzas de triunfar en el tenis al contar entre los varones con el número dos del mundo, Daniil Medvedev así como con Andrey Rublev, Karen Khachánov y Aslan Karátsev, mientras que en femenil estarán Veronika Kudermetova, Anastasija Pavlyuchenkova, Daría Kasaktina y Ekaterina Alexandrova, agregando a Vera Zvonareva para el dobles. 
La expectativa rusa es de conquistar un mínimo de 50 preseas en Tokio así como ubicarse entre los tres primeros lugares del medallero general y superar lo hecho en Río de Janeiro donde fueron cuartos. 
El número de deportistas “neutrales” de Rusia podría aumentar en los próximos días en caso de que el equipo de basquetbol varonil conquiste su boleto para la justa veraniega en el repechaje que se está desarrollando en la ciudad croata de Split y donde también está México. 

Deja un comentario