• noviembre 9, 2020
  • Raúl Vega
  • 0

Terminó la edición 75 de la Vuelta a España y Primoz Roglic se trepó a lo más alto del podio como bicampeón de la prueba ibérica después de una impresionante demostración de regularidad y versatilidad.

El pedalista esloveno de 31 años que perdió el título de la Tour de Francia hace unas semanas en la última etapa a manos de su compatriota Tadej Pogacar, no cometió errores esta vez y logró completar su obra y repetir como monarca en la entrada a Madrid, dejando en segundo lugar al ecuatoriano Richard Carapaz (Primer pedalista de su país en podio de la vuelta) y en tercer sitio al irlandés Hugh Carthy. 

El mejor representante español fue Enric Mas la quinta posición.
A diferencia de año pasado en el que solamente ganó una etapa de la Vuelta, el ciclista del equipo Jumbo-Visma, Primoz Roglic, obtuvo este año cuatro triunfos parciales, lo que facilitó un poco más vencer a los más famosos, que tendrán que acostumbrarse ya a correr y pedalear detrás de este poderoso esloveno, dispuesto a convertirse en una nueva leyenda de este  deporte.

Roglic es histórico ya como el primer competidor en haber conquistado por segundo año consecutivo tanto la Clasificación General que se rige por los tiempos, como la difícil Clasificación por Puntos, que depende de logros o metas intermedias dentro de las mismas etapas de la Vuelta, que este año se redujeron por cierto de 21 a 18 debido a la pandemia.

Deja un comentario