• diciembre 12, 2020
  • Raúl Vega
  • 0


Entre 53 y 55 torneos planea poder realizar la WTA en la temporada 2021 que arrancará el próximo 4 de enero. 
Una de las prioridades del circuito femenino del tenis internacional será recuperar la gira asiática que debe iniciar en el mes de marzo y que fue prácticamente cancelada en su totalidad en el 2020 por causa de la pandemia, razón por la que hubo pérdidas millonarias tanto para organizadores, jugadoras, jueces y para la propia WTA, cuyo director, Steve Simon, señalo que los torneos de categoría 1000 y las Finals de China tendrán especial relevancia en el calendario del 2021, por lo que se está elaborando un estricto protocolo sanitario general para todas las competencias que deberá adecuarse a las restricciones que en cada país del mundo se han ido estableciendo, como es el caso del Australian Open, primer Grand Slam del año que está por confirmarse que será aplazado para comenzar hasta el 8 de febrero, trastocando y complicando al resto de torneos menores de principio de año.

Simon confirmó además que la WTA tendrá en el 2021 las mismas categorías de torneos que la ATP, es decir, que desaparecerán los llamados Premier Mandatory, los Premier 5 y Premier 700 así como los International y 125K, para dar paso a los WTA 1000 en el caso de los tres primeros, a los WTA 500 en lugar de los Premier y WTA 250 en vez de los International, así como de la categoría más baja que serán los WTA 125. Todo para facilitar la comprensión de los términos y para homologar las categorías con las del circuito varonil.