El futbol de europa y de todo el mundo se cimbró con el anuncio oficial de la creación de la “Superliga Europea,” totalmente opuesta a los intereses de la UEFA y de la FIFA, y que estará conformada por ahora por 12 de los clubes más poderosos del mundo que serán solamente los fundadores como son: Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Arsenal, Chelsea, Liverpool,  Manchester City, Milán,  Manchester United, Tottenham, Inter de Milán y la Juventus.
A ellos se unirían otros equipos hasta alcanzar la cifra de 20 que se dividirían en dos grupos de 10 para jugar entre sí a media semana calificando directamente a cuartos de final solamente los tres primeros de cada grupo y con los 4°s y 5°s lugares pasando a un playoff o repechaje para obtener los 2 lugares que restan.
Bayern Munich, Porto y Leipzig estaban en la lista de fundadores pero ante la situación decidieron esperar más tiempo para tomar una decisión definitiva. 

Florentino Pérez, mandamás del Real Madrid, será, ya elegido por los clubes fundadores, el primer Presidente de esta nueva Superliga cuya intención es segmentar el futbol del viejo continente a cambio de miles de millones de dólares, tres mil 500 millones para empezar y diez mil millones por cada temporada.
Cerrar la puerta a clubes modestos y acrecentar la diferencia entre ricos y pobres sería la velada prioridad de la nueva liga. 
Ante este anuncio, de inmediato vino la respuesta de la UEFA y de la FIFA amenazando con prohibir a los equipos y a los jugadores de los clubes de dicha superliga, tomar parte en cualquier competición nacional e internacional e incluso formar parte de sus respectivas selecciones nacionales en juegos o torneos amistosos y oficiales. 
Incluso este mismo lunes podria proclamarse campeón de la actual Liga de Campeones de Europa al París Saint Germain ya que los otros tres equipos semifinalistas, ManCity, Chelsea y Real Madrid, forman parte del grupo fundador de la nueva Superliga Europea. 
Cada hora de los próximos días podría cambiar el panorama de los torneos europeos de clubes para bien o para mal y muchos tiemblan por lo que pueda suceder.