• noviembre 6, 2020
  • Rene Sánchez
  • 0

EN LA FÓRMULA 1

Para evitar que algún equipo copie los diseños de otros como sucedió en la temporada del 2020 con Racing Point, la Federacion Internacional de Automovilismo (FIA) prohibirá a partir del próximo año la utilización de cámaras 3D y de otros sistémas de software que puedan recabar datos, cifras o cualquier otro detalle de las especificaciones de las piezas, partes o del equipamiento completo de los rivales.

Ante la polémica y la controversia que le costó 15 puntos y 400 mil euros de multa al equipo del piloto mexicano Sergio Pérez por el llamado “Mercedes Rosa”, la FIA agregará en su reglamento algunos párrafos que contemplen claramente que la “ayuda o soporte” que brindan las escuderías poderosas a las más modestas no incluya compartir especificaciones de ninguna especie ni permitir que alguien copie sus diseños. 

Lo que si se permitirá será la “influencia” de algunos componentes locales siempre y cuando esa información este disponible para todos los demás competidores y/o que esos datos se obtengan en las carreras o en sesiones de calificación pero no en otro momento. 

Además la FIA informó a todos los equipos y prácticamente amenazó que estará muy pendiente de que cualquier similitud sea resultado de un verdadero trabajo de ingeniería, independiente y a su vez legítimo. 

Deja un comentario