• marzo 20, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


Aslán Karátsev y Lloyd Harris disputarán la inédita e inesperada final del Torneo ATP 500 de Dubái.
En la primera semifinal, entre dos  raquetas rusas, lo ganó Karátsev de 27 años sobre el segundo sembrado y 8° del mundo Andrey Rublev, de 23 años, con parciales de 6-4, 4-6 y 6-4 y con eso el jugador sensación de la actual temporada buscará su primer título en el circuito. 
Karátsev rompió además la racha de 23 victorias seguidas de Rublev en eventos ATP 500 y aunque ya logró ascender este año del sitio 112 al 33 de la ATP, si se corona subiría hasta el puesto 25°. 
Por su parte Lloyd Harris, 81° del ranking mundial, dejó fuera inesperadamente al canadiense Denis Shapovalov por 6-7, 6-4 y 7-6 y se convirtió en el primer aspirante a la corona en Dubái que surge de la fase previa.


El sudafricano de 24 años que vive un momento de gracia en su carrera, nunca ha sido considerado como parte de la famosa NextGen de tenistas que podrán tomar el sitio del Big-Three cuando Djokovic, Nadal y Federer se retiren, pero el gigante de 1.96 de estatura y que sólo ha participado en dos cuadros principales de eventos categoría Masters 1000, está por fin despegando y encontrando su mejor nivel y disputará su primera final en un torneo de jerarquía, con nada que perder y mucho que ganar.
En el 2019 Harris logró apenas su primera victoria en un major, en Roland Garros. El año pasado accedió hasta la final en Adelaida, un torneo ATP 250, donde por cierto cayó ante Andrey Rublev y en la actual temporada del 2020 llegó por primera ocasión a la tercera ronda de un Grand Slam, en el Abierto de Australia. Un avance lento pero seguro dentro del circuito que buscará confirmar ante Karátsev en los Emiratos Árabes Unidos.