• octubre 23, 2020
  • Raúl Vega
  • 0

Un plantón de protesta por parte de los participantes, encabezado por Gianni Bugno, Presidente del Sindicato de Ciclistas, obligó a la organización del Giro de Italia a recortar de 258 a solamente 125 kilómetros el recorrido de la etapa 19, que salió de Morbegno y luego se detuvo para moverse entonces con algunas horas de retraso desde otro punto en Abbiategrasso para finalizar en Asti.

Una fuerte lluvia, un poderoso viento y el peligro que podrían representar ambos temas para todos hizo que el pelotón del Giro exigiera cambios tanto para evitar posibles caídas múltiples como un excesivo cansancio y las demandas tuvieron eco, pero seguramente también habrá consecuencias tal y como lo señalo Mauro Vegni, Director del Giro, quien sumamente molesto garantizó sanciones para los equipos y sus integrantes después de que termine la competencia el domingo en Milán.

Por otro lado y en lo deportivo la jornada recortada se cumplió, por fortuna, sin contratiempos ni accidentes y con el checo Josef Cerny como el triunfador con al menos 20 segundos de ventaja sobre el belga Víctor Campenaerts, en tanto que la maglia rosa del líder de la clasificación general sigue en poder del neerlandés Wilco Keldermann a dos días del cierre.

Mientras tanto en la Vuelta a España el norirlandés Sam Bennett del equipo Deceuninck logró la victoria en la 4a etapa y el esloveno Primoz Roglic se mantuvo como líder de la general, 5 segundos por delante de Dan Martin y a 13 de Richard Carapaz, en una jornada sumanente tranquila a diferencia de lo que pasó en la Corsa Rosa. 

Deja un comentario