• junio 18, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


El tiempo no perdona, ni siquiera a Rafael Nadal, que al no sentirse en plenitud decidió no participar en los dos próximos grandes eventos, Wimbledon y Juegos Olímpicos.
El veterano tenista español, todavía dolido por su eliminación en las semifinales de Roland Garros, señalo que el par de semanas que habrá de descanso entre el Abierto de Francia y el arranque del Torneo de Wimbledon no serán suficientes para recuperarse al 100% y que escuchando las reacciones de su cuerpo ya mucho más desgastado que antes, ha preferido parar en seco y dedicarle tiempo al descanso aunque con ello corra el riesgo de caer del tercer lugar del ranking mundial de la ATP. 
De la misma forma y ya sin la ilusión de otras veces, el estandarte y símbolo del tenis español dejará muy disminuída a la “Armada” en la justa olímpica del verano, un evento que será menos disfrutable que otras ediciones por todas las medidas sanitarias y de seguridad y la serie de pruebas a las que serán constantemente sometidos todos los atletas, algo que según el entorno más cercano a Nadal, no le agradó mucho y un estrés al que no desea exponerse. 
El de Mallorca no especificó cuando volverá a jugar un torneo oficial ni dónde y tampoco dió detalles de lo que hará en los próximos días, pero lo que si es un hecho en su caso al igual que en el de Roger Federer, es que el tiempo no pasa en balde y cada vez les cuesta más jugar en alta intensidad y sobre todo recuperarse para lo que sigue.
Conociendo a Nadal, esta será solamente una pausa y lo veremos regresar con todo pero estas oportunidades serán cada vez más escasas y habría que pensar en como deberían irse en su momento las leyendas como Rafa, en la cumbre, en la cima, en lo más alto, o como le está sucediendo a Roger Federer o a Venus Williams en la WTA, quienes ya pierden con “cualquiera” arrastrando triste e  innecesariamente su prestigio.

En su Yate ni más ni menos a descansar de tanto Tenis