Se desinfló el Olympique de Lyon en la semifinal ante el Bayern Munich en el Estadio José Alvalade de Lisboa en Portugal.
Los alemanes ganaron 3-0 y disputarán ahora, después de 7 años de espera, la gran final, el título y la famosa “orejona” ante el Paris Saint Germain el próximo domingo 23 de agosto a las 14 horas del centro de México.
En esta clase de duelos no se puede perdonar y los leones se dieron cuenta muy pronto al fallar una gran oportunidad de gol que segundos después se convirtió en un tanto en contra, a los 18 minutos, obra de Serge Gnabry, quien metió un zurdazo pegado al palo pese al vuelo del arquero francés, para el 1 a 0 del Bayern. 
A partir de ahí los bávaros comenzaron a dominar a placer a su rival sin prestarle pelota ni darle tiempo para pensar, tanto que Gnabry volvió a marcar al 33, el 2-0, solamente empujando un esférico suelto en área chica, misma zona donde Robert Lewandowski saltó al minuto 88 para rematar un tiro libre y sellar el boleto con el contundente 3 a 0.
El poderoso Bayern Munich, que no es campeón desde el 2013, irá ahora por su sexta corona en su undécima final de Champions (tiene 5 títulos en 10 finales) para cerrar con broche de oro otra gran campaña, en la que ya conquistaron la Bundesliga y La Pokal.

Hasta hoy solamente tres distintos clubes alemanes han conquistado la “orejona” y otros tres distintos debieron conformarse con ser subcampeones. Otros monarcas alemanes en Champions League han sido el Hamburgo (1 título en 2 finales), y el Borussia Dortmund (1 título en 2 finales), mientras que Eintratcht de Frankfurt (1960), Borussia Monchengladbach (1977) y el Bayer Leverkusen (2002), se quedaron con las ganas.
En contraste hasta ahora el único equipo francés que ha logrado ser campeón de esta competencia ha sido el Olympique de Marsella en 1993 y otros tres clubes galos llegaron a la final pero no pudieron ganarla: Stade de Reims (1956 y 1959), Saint Etienne (1976) y Mónaco (2004).    El propio Marsella también fue finalista en 1991 y cayó ante el Estrella Roja de Belgrado.

Deja un comentario