• octubre 22, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


Si Novak Djokovic no cambia su postura y le pierde el miedo a la vacuna para la covid 19, no podrá jugar el Abierto de Australia a inicios del 2022 (17 de enero) e incluso ni siquiera podrá entrar al país de los canguros.
Hace unas horas el número uno del mundo confirmó que regresará de su inactividad para tomar parte en el Masters 1000 de Paris-Bercy, en las Nitto ATP Finals de Turín y en la Copa Davis como parte del equipo de Serbia, pero también señalo que si las condiciones y restricciones sanitarias no cambian en el Estado de Victoria, donde está ubicada Melbourne, la ciudad sede del Australian Open, muy posiblemente el nacido en Belgrado no acudiría al ser una de esas personas que no creen y le temen más a las vacunas que a las enfermedades. 
Ante estas declaraciones y casi de manera inmediata vino la respuesta clara y concisa por parte del Ministro de Inmigración de Australia, AlexHawke: “Necesitas las dos dosis de vacunas para visitar Australia. Es una aplicación universal, no sólo para los tenistas. No es un mensaje para Novak Djokovic. Es un mensaje para todo aquel que quiera venir a Australia”.
La medida aplicará incluso si llega a levantarse por completo el cierre de fronteras que ha mantenido en total cuarentena a 5 millones de habitantes en la ciudad de Melbourne desde el pasado mes de agosto. 
Un reporte de la agencia Reuters asegura que hasta ahora solamente el 65% de los jugadores que conforman la ATP y el 60% de las tenistas de la WTA cuentan ya con su esquema completo de vacunas,  por lo que no solamente Djokovic tendría problemas para tomar parte en el Australian Open. 

Deja un comentario