Hirving Lozano colaboró con un tanto en la goleada del Nápoles 4-1 sobre el Legia en la Pepsi Arena de Varsovia y con dicha victoria se afianzó en el primer sitio del Grupo “C” con siete unidades. 
Los de Luciano Spalletti iban perdiendo desde el minuto 10 con tanto de Mahir Emreni, originario de Azerbayán, y su reacción tardó en llegar hasta la segunda mitad del duelo en la que bastó que el polaco Piotr Szielinsky, para que la cuña apriete, lograra el empate 1-1 a los 51 minutos para que tras ello los demás goles llegaran en cascada. 
El neerlandés Dries Mertens hizo el 2-1 concretando la voltereta al 75  mientras que el “Chucky” colaboró con el 3-1 a los 78 minutos acompañando la jugada de 37 y llegando solito a toda velocidad en posición legal y por el centro del área para solamente empujar la pelota al fondo del marco del equipo polaco, sellando así el delantero mexicano una actuación que fue mejorando conforme avanzó el partido.
El último tanto de los napolitanos lo consiguió el francoargelino Adam  Ounas, quien ingresó de cambio por el “Chucky” al minuto 83, cerca ya de finalizar el cotejo a los 90 minutos de tiempo corrido. 

Deja un comentario