Con el enorme dolor y pesar por la triste noticia del fallecimiento de “Zizinho”, padre de Jonathan y Giovani dos Santos, el Tri enfrentó una complicada y muy candente  semifinal ante Canadá y conquistó un agónico triunfo de 2-1 en el Estadio NRG de Houston, Texas.
El juego fue durísimo, tanto por la capacidad y el orden del equipo norteamericano como por el ímpetu y hasta la rudeza que decidieron emplear los de la hoja de maple, que pudieron haber marcado primero si hubieran aprovechado los errores mexicanos en defensa pero, por el contrario, fue el Tri el que al minuto 47 y por medio de un penal clarísimo sobre el “Tecatito”, el que se adelantó en el marcador 1-0 poco después de un conato de bronca que no pasó a mayores. 
Tras el descanso Canadá volvió a ser mejor y logró empatar 1-1 al 57,  en la tercera acción de peligro por parte de Tajon Buchanan y el equipo de Gerardo “El Tata” Martino, con otro penal, estuvo cerca de recuperar su ventaja, sólo que en algo inexplicable Carlos Salcedo tomó la pelota para cobrarlo  regalando fácilmente el esférico al arquero Maxime Crepeau. 
Estaban cantados los tiempos extra cuando de repente y ya al minuto 98 se iluminó el equipo mexicano y fabricó una gran jugada para el 2-1 definitivo, obra de Héctor Herrera que de zurda venció por abajo al arquero rival para darle al Tri el pase a otra final de Copa Oro ante los Estados Unidos que, un par de horas antes y también sufriendo una barbaridad, derrotó por 1-0 al único invitado de la actual edición, la Selección de Qatar, que falló muchas opciones claras de gol e incluso un penal. 
El solitario tanto de esta otra semifinal de la Copa Oro, disputada en el Q2 Stadium de Austin, Texas, fue del veterano Gyasi Zardes al minuto 86.
El duelo por el título se disputará el próximo domingo 1°de agosto en el Allegiant Stadium de Las Vegas. 

Deja un comentario