• septiembre 27, 2020
  • Raúl Vega
  • 0


No hubo sorpresa en el combate estelar de la UFC 253 celebrada este sábado por la noche en la lujosa Fight Island de Abu Dhabi en los Emiratos Arabes Unidos, en la que el poderoso nigeriano Israel Adesanya derrotó al brasileño Paulo Costa por nocaut técnico en el segundo round por el título de la categoría de peso medio que ya le pertenecía y que estaba defendiendo 
El africano sigue invicto en la empresa de artes marciales mixtas en la división de las 185 libras  con marca de 20 victorias y 0 derrotas y de paso le aplicó su primer descalabro al sudamericano. Su corona mediana interina la ganó en el 2019 venciendo a Kelvin Gastélum y después unificó ante Robert Whittaker el mismo año. Su primera defensa fue en marzo del actual 2020 y hará la tercera hasta el 2021.
Israel conectó certeramente 55 de 84 golpes con el 65% de efectividad y no le dió tregua a su rival en ningún momento recibiendo a cambio solamente 12 contactos.
Faltando poco más de un minuto del segundo asalto Adesanya comenzó a lanzar otra serie de golpes a su rival y con un zurdazo que le hizo perder el equilibrio al brasileño prácticamente se acabó la pelea pues Costa ya no pudo reaccionar ni protegerse y mucho menos levantarse de la tarima, por lo que el árbitro debió intervenir para detener el castigo por parte del espigado peleador nigeriano, quien así respondió a las burlas de las que había sido objeto antes del combate por parte de su enemigo. Incluso el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se había atrevido a felicitar a su luchador por anticipado.
En el otro duelo por un cetro de la UFC, el polaco Jan Blachowicz propinó tremendo nocaut al californiano Dominik Reyes también en el segundo capítulo y conquistó el título supermediano que estaba vacante. 

Deja un comentario