BEISBOL MLB

El fanático que atrapó la pelota del jonrón de AARON JUDGE, y que podría valer ¡dos millones de dolares!

Mientras caminaba por una explanada en los jardines del Globe Life Field, chocando los cinco con los fanáticos y rodeado por un mar de cámaras, fue casi como si Cory Youmans hubiera conectado un gran jonrón. En cambio, ganó el premio gordo.

Youmans hizo la atrapada de su vida el martes por la noche, atrapando la pelota que el toletero de los Yankees de Nueva York, Aaron Judge, lanzó para romper el récord.

El recuerdo histórico llegó a la primera fila de la sección 31 en el jardín izquierdo, un drive que Judge conectó para abrir el segundo juego de una doble cartelera de día y noche contra los Texas Rangers. Youmans lo atrapó sobre la marcha.

Youmans, que es de Dallas, trabaja en finanzas. Ken Goldin, presidente ejecutivo de Goldin Auctions cree que la bola del jonrón de Judge se vendería entre 750.000 y 1,25 millones de dólares si se pusiera a la venta. Sin embargo, JP Cohen, presidente del sitio de recuerdos Memory Lane, que pagaría dos millones de dólares por la pelota y lo prestaría para exhibirlo en el Yankee Stadium.

La pelota mas cara que se vendió por 3 millones de dólares, incluida la comisión, en 1999. Fue la pelota que Mark McGwire conectó para su entonces récord 70 jonrones en 1998.

Con personal de seguridad a su alrededor mientras tomaba la pelota para autentificarla, se le preguntó a Youmans qué planeaba hacer con el premio.

“Buena pregunta. No he pensado en eso”, dijo.

Muchos fanáticos en el estadio de los Rangers llegaron vestidos con gorras y camisetas de los Yankees. Algunos vinieron a ver a Judge hacer historia. Algunos vinieron sólo por la historia. Algunos viajaron un largo camino.

Las últimas dos categorías incluyeron a Jimmy Bennicaso de Norwalk, Connecticut, quien es un fanático de los rivales de la ciudad de los Yankees. “Soy fanático del Met, en realidad”, dijo Bennicaso. “Cowboy y Met fan hacen una combinación ruda”.

Bennicaso estaba en casa en Connecticut el lunes por la noche después de haber visto a Judge fallar un jonrón en el primero de cuatro juegos contra los Rangers en tres días. Le pasó una idea a su novia, ¿y si se dirigiera a Texas para participar en la persecución de Judge en persona?

“Ella dijo: ‘Sí, adelante’”, dijo.

Bennicaso tomó un vuelo matutino a Texas. Trabajar por cuenta propia en inversiones inmobiliarias ayudó, dijo. Bennicaso se colocó en el piso inferior de las gradas del jardín derecho con la esperanza de atrapar un jonrón en el jardín opuesto.

En cambio, Judge conectó un jonrón que rompió el récord de la Liga Americana establecido por Roger Maris en 1961. Con las manos vacías, Bennicaso planeaba regresar a casa el miércoles por la mañana.

“Valió la pena”, dijo. “Hice mi mejor intento.”

Deja un comentario