Sufrió el Manchester City para ganar el juego de ida de los octavos de final ante el Borussia Dortmund en el Etihad Stadium. El equipo de Pep Lo logró apenas por 2-1 y con un tanto en la agonía. 
Los Citizens fueron envolviendo en su ritmo vertiginoso y en su juego de gran movilidad al conjunto alemán que sin embargo también los metió en aprietos con su estilo férreo. 
El 1-0 lo hizo el belga Kevin de Bruyne terminando con remate de pierna derecha una buena llegada del equipo de Pep Guardiola a los xx minutos pero a partir de ahí las cosas se le complicaron al equipo inglés que pese a tener la pelota más del 60% del tiempo, solamente pudo acertar cinco remates a la puerta del suizo Marvin Hitz.
Peor aún para los de la Premier fue que por tratar de anular a la nueva gran joya europea, al noruego Erling Haaland, se olvidaron de otros jugadores y casi al final, al minuto 84, Marco Reus hizo el tanto de la igualada 1-1, un resultado totalmente inesperado que no se gestó porque con su gran 98poderío individual los citizens lograron retomar la ventaja y ganar 2-1 con un gol de Phil Foden de último minuto, (al 90) para irse a tierras alemanas con una mímima diferencia, pero finalmente ganando.
Con este resultado el City ha ganado 11 de 12 juegos disputados ante clubes alemanes en la Champions y aunque faltan 90 minutos, sigue adelante con el sueño de ganar el torneo por primera vez superando primero los cuartos de final donde han sido ya eliminados tres veces seguidas..
El duelo decisivo entre ambos será el próximo miércoles 14 de abril en el Signal Iduna Park de Dortmud donde el 1-0 le daríá el boleto al Borussia.