• agosto 30, 2020
  • Raúl Vega
  • 0


Gran noche para la mexicana Alexa Grasso en su regreso a la UFC después de 11 meses.
La peleadora tapatía debutó en peso mosca derrotando por decisión unánime a la surcoreana Ji Yeon kim, mostrando total superioridad sobre su rival, de principio a fin, sin noquear porque el aguante de la asiática fue impresionante ante el duro castigo recibido durante todo el combate de la Fight Night 8 en el Complejo Apex de las Vegas.
Con evidente mayor fortaleza física, más experiencia así como una estupenda estrategia con variación de golpes y una guardia impenetrable, Alexa Grasso mereció lo que logró, su cuarta victoria en la poderosa empresa de artes marciales mixtas. Conectó 71 golpes a la cabeza, 21 al cuerpo y 18 a las piernas de su contrincante que solamente logró atinar 41, 4 y 3 respectivamente.
La mexicana de 27 años, que no peleaba desde el 21 de noviembre del año pasado cuando perdió con Carla Esparza por decisión dividida,  ya tuvo otra etapa en la UFC como peso paja y ahora en mosca buscará poco a poco pelear por el cetro.
Por otro lado, en la pelea estelar de la noche el serbio Aleksandr Rakic se impuso al estadounidense Anthony Smith por decisión unánime en una cita entre semicompletos  pactada a sólo 3 rounds en lugar de 5 por el poco tiempo que tuvieron para prepararse. 
Otra decisión unánime la logró Ricardo Lamas en peso pluma sobre Bill Ageo, logrando el gladiador de origen mexicano y también cubano su victoria número 20 en la UFC.
Finalmente en peso welter Neil Magny dominó por decisión dividida a Robby Lawler, en lo que la cuarta derrota consecutiva del veterano de 38 años nacido en San Diego, california.

Deja un comentario