Importante pero también costoso triunfo de 3-0 de los Tigres en el “Kraken” de Mazatlán donde cuatro de los jugadores visitantes se lastimaron en el desarrollo del partido.
Con dos lesionados en los primeros instantes del juego, Leo Fernández al minuto 8 y Rafael Carioca al 10, el panorama para los Tigres era sombrío ya que además los Cañeros habían sido mejores los primeros 20 minutos pero una tonta expulsión del exjugador del Flamengo, el colombiano Richard Ríos a los 22 echó a perder el trabajo de sus compañeros.
Sin embargo otra calamidad le cayó al equipo del “Piojo” que también perdió a Juan Pablo Vigón a los 34 minutos por la plancha que le propinó Ríos, todo en una primera parte caótica en la que Carlos González casi marca para los norteños pero terminó estrellando su remate en el palo. 


El mismo delantero guaraní logró sin embargo abrir el marcador empezando el segundo lapso al minuto 48 y los felinos, pese a todo lo que les había pasado también con la salida del “Chaka” por lesión al 66′, se acercaban a una muy importante victoria ya que el “Diente” Nico López hizo el 2-0 a los 54 minutos ante un desgastado equipo local que con 10 hombres no pudo evitar el descalabro ni que el “Diente” charrúa sellara el triunfo con su doblete de tiro penal a los 81 minutos, ya cuando los de Sinaloa se habían quedado con 9 hombres por la tarjeta roja que recibió Camilo Sanvezzo al 77.
Con los nuevos tres puntos los Tigres llegaron a 11 y se metieron de lleno entre los tres primeros de la tabla mientras el Club Mazatlán de Beñat San José sufrió su segundo descalabro, estancado ahora en 8 unidades y justo en el límite la zona de liguilla y de repechaje. 

El Piojo respira, ya su equipo ganó

Deja un comentario