• enero 9, 2020
  • Maximo Astudillo
  • 0

Por Fernando Villalobos 

Seattle y Greenbay es probablemente el duelo más cerrado de toda la ronda divisional, no solo de la conferencia nacional, si no también de la americana.

Son los dos únicos QB en todos los Playoffs que saben lo que es ganar ya un SuperBowl y los cruces los enfrentan en una ronda divisional lo que nos asegura dos cosas, será un juego de alarido, cerrado y de dos pesos pesados y la segunda, para la ronda de conferencia solo tendremos un QB con anillo de SB.

Este es un duelo que por todo lo ya comentado pinta para ser cerrado y espectacular, agregando un ingrediente extra el cual es que estos dos equipos se enfrentaron hace 5 años por el campeonato de la NFC, en donde un juego extraño, de muchos errores y de una remontada de 16-0 al medio tiempo, Russell Wilson comando a los Seahawks a la victoria en tiempos extras, lo que seguramente Aaron Rodgers no debe de olvidar aun, ya que desde ese encuentro no se había cruzado en un duelo de postemporada, lo que seria la oportunidad perfecta para los Packers de tomar “venganza”.  

A diferencia de aquella ocasión los Green Bay tiene la ventaja de que en esta ocasión el juego se disputara en su casa, Lambeu Field, con su gente y con las condiciones adversas de clima que muchas veces se vive en este estadio, ya que se esperan temperaturas bajo cero y lluvia durante el partido.

Los Seahawks se aferran a su gran QB y que jugar de visita no los representa problema alguno esta temporada, ya que contado su ultimo duelo contra los Eagles, tienen récord de 8-1 jugando de visitada.

Deja un comentario