• septiembre 22, 2020
  • Rene Sánchez
  • 0

Gran noche en la “Ciudad del Juego” y gran debut de los Raiders en su nueva y lujosa casa en Las Vegas, el Allegiant Stadium.

Los de plata y negro son uno más de los equipos que han arrancado con paso perfecto, con dos victorias seguidas, la temporada 2020 de la NFL tras derrotar 34-24 y sorpresivamente a los favoritos Santos de Nueva Orleans.
Derek Carr jugó de manera grandiosa en la noche especial de los “Malosos” en su nueva joya de 1.8 mil millones de dólares, que lamentablemente no pudo contar en esta fecha tan especial con los 65 mil aficionados que pueden ocupar un lugar en el reluciente recinto de acero.

El quarterback de los Raiders completó 28 de 38 pases para 282 yardas, sin interceptaciones y con 3 envíos de anotación y se puso a solamente 3 de la marca histórica de la franquicia que le pertenece a Ken Stabler. La “Cobra” acumuló 150 envíos a las diagonales con el uniforme plateado y negro. Le sigue Daryle Lamonica con 148 y Derek Carr ya cuenta con 147 en apenas la semana 2 del 2020.

Por su parte Drew Brees, el veterano e histórico mariscal de campo de los Santos, logró 312 yardas con 26 de 38 pases, limitado a un sólo pase de anotación con otra interceptación. Pese al descalabro y con su marca de 1-1, Nueva Orleans encabeza la División Sur de la Conferencia Nacional mientras los Raiders son segundos del Oeste de la Americana solamente porque ahí está también el Campeón Kansas City..
Por lo pronto y hasta ahora el cambio de sede le ha venido bien al exequipo de Oakland, que ha vivido en 3 ciudades y ha jugado como local en 6 estadios, ya que tenían tres años seguidos sin arrancar una temporada con marca de 2-0 y su casa se ha convertido ya en otro motivo y otra atracción para visitar la también conocida como “Ciudad del Pecado”. 

Deja un comentario