Los Toros de Chicago van por todo para la próxima temporada del basquetbol de la NBA y para confirmarlo han logrado un acuerdo tipo “sign and trade” para hacerse del contrato por tres años y 85 millones de dólares que DeMar DeRozan había renovado recientemente con los Spurs de San Antonio. 
La franquicia texana recibirá a cambio por parte de los Bulls a Thaddeus Young Al Farouq Aminu así como a tres próximas selecciones colegiales, una de primera ronda del 2025 y otras dos de segunda ronda del 2022 y del 2025. 
DeRozan pasó las últimas tres campañas con el equipo de San Antonio promediando 21.6 puntos por partido así como 4.2 rebotes y 6.9 asistencias en la pasada temporada del deporte ráfaga.
Bajo el mismo procedimiento de “sign and trade” y por cuatro años y los mismos 85 millones de dólares, los Bulls ya habían firmado antes a Lonzo Ball, procedente de los New Orleans Pelicans y también al agente libre Alex Caruso para poder cumplir así con sus objetivos de rearmar su plantilla y la llegada del veterano escolta de casi 32 años, DeMar DeRozan le garantiza muchos triunfo a la quintenta de Illinois. 
Lo que falta todavía por resolver en Chicago es el futuro del finlandés Lauri Markkanen, un agente libre que tiene visualizado su futuro lejos de los Bulls. 

Deja un comentario