Los Cafés de Cleveland se deshicieron del veterano receptor estelar de 29 años, Odell Beckham Jr.,  para liberar una buena parte de su apretado presupuesto y también para quitarse de encima a un jugador que les estaba causando problemas en el vestidor ante la poca actividad que le estaban dando tanto el Coordinador Ofensivo como el Headcoach del equipo, Kevin Stefanski. 
En el último partido Beckham Jr. solamente tuvo una recepción de seis yardas en la derrota de 15-10 ante Pittsburgh y sus números en lo que va de la temporada 2021 se reducían a 17 atrapadas para 232 yardas sin ninguna anotación y el papel de “señuelo” que estaba desempeñando en el campo lo tenía muy molesto.
El carácter de Odell ha chocado constantemente con el del mariscal de campo titular Baker Mayfield que incluso se nota más suelto cuando el polémico receptor no está en el emparrillado, tal y como sucedió el año pasado cuando Beckham se lesionó en octubre, ausencia que coincidió con el mejor desempeño del quarterback que logró incluso llevar a los Cafés a su primera postemporada en la NFL en los últimos 18 años y a su primer triunfo en playoffs desde 1994, después de 27 campañas. 
Incluso el padre de Odell publicó un video editado en redes sociales buscando demostrar que Mayfield no lo busca ni le tira la pelota aún estando desmarcado lo que provocó una gran molestia en el equipo que le informó al jugador que ya no se presentara a las prácticas.
En lo económico los Browns se hubieran ahorrado unos 15 millones de dólares si lo canjeaban antes del arranque de la temporada pero no han podido colocarlo en otro equipo y ahora cambiarán lo que restaba de su sueldo de los últimos dos años que tenía de contrato por un bono y el receptor tratará de negociar por sí solo a partir de la próxima semana como jugador libre por renuncia. 

Deja un comentario