• septiembre 12, 2022
  • Maximo Astudillo
  • 0

En apenas dos temporadas en el Sur de la NFC, la sombra de Tom Brady cubre desde Charlotte, pasa por Atlanta y llega hasta Nueva Orleáns

En esos dos años, el dramático impacto de Brady con los Buccaners de Tampa Bay ha provocado que los otros equipos de la división improvisen. No es nada fácil mantenerse palmo a palmo con el quarterback considerado como el mejor en la historia de la NFL.

Brady conquistó su séptimo campeonato del Super Bowl — un récord — en su primera campaña con los Buccaneers en 2020. Añadió el título de la división — el primero de Tampa Bay desde 2007 — la pasada campaña.

Brady tiene 45 años pero ha lucido afilado tras reincorporarse con los Bucs, por lo que el entrenador en jefe Todd Bowles describió como una licencia de 11 días del campamento de pretemporada por motivos personales. Completó 6 de 8 pases para 44 yardas, llevando a los Buccaneers a un gol de campo en su única ofensiva en el partido que completó el calendario de pretemporada.

Sus compañeros vaticina otro gran año por parte del futuro Salón de la Fama.