Con una escuadra inglesa contundente, el camino parece muy complicado para las Águilas portuguesas, luego de caer en casa y por 3-1 dentro de los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa.

En un partido con marcador que parecería ampliamente dominado por el Liverpool, los del Benfica tuvieron su momento y aproximaciones pero faltó la tranquilidad así como la definición para hacer valer la condición de local y cayeron por pizarra de 3 goles contra 1 ante los Reds, por lo que la misión luce nada sencilla y con amplias posibilidades para que los ingleses avancen a las semifinales. 

DARWIN NUÑEZ FUE EL
ÚNICO QUE DESPERTO A LOS DE CASA

En un primer tiempo donde los dirigidos por el alemán Jürgen Klopp se vieron mucho mejor en el trato del esférico y con buenas conexiones en la zona de definición, se pusieron al frente en el tanteador por obra del francés Konaté mediante un cabezazo a pelota parda, así como de un remate a puerta del senegalés Sadio Mané.

Ya para el complemento y en los primeros instantes, Darwin Núñez despertó a los de casa y se acercaron en la pizarra, además de inyectar buen ánimo a la ofensiva del Benfica pero no pudieron verlo reflejado en la portería contraria con el gol del empate, lo que aprovechó el colombiano recién llegado en el mercado de invierno para los de la premier, Luis Díaz, e incrementó la ventaja que luce muy importante con la balanza inclinada y ante su afición para el juego de vuelta.

Este duelo tendrá los segundos 90 minutos, en donde conoceremos a otro semifinalista de la Champions, el próximo miércoles 13 de abril sobre la grama de Anfield en Inglaterra.

Deja un comentario