• octubre 31, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


La UFC se presentó nuevamente en Abu Dhabi y Khamzat Chimaev pagó con creces la espera con un explosivo y dominante triunfo sobre Li Jingliang a quien venció por sumisión en el primer round y sin recibir ni un sólo golpe por parte del peleador chino.
En tan solo 3 minutos con 16 segundos el gladiador sueco de orígen checheno abrumó al asiático en la función UFC 267 conectándole un total de 58 goles sin ninguna respuesta, lo que habla claramente del control que tuvo Khazmat sobre su oponente.
El “Lobo” demostró que esta listo para volver por lo que era suyo antes de un retiro que duró menos de lo que se pensaba. Su condición física y su fortaleza son las mismas de siempre y con las que ha finalizado sus diez combates como profesional y sus cuatro peleas en su carrera en la UFC, con siete de estos apenas en el primer episodio.
El combate estelar en peso mediano de la noche de artes marciales mixtas en los Emiratos Árabes Unidos confirmó a Chimaev entre los consentidos de Dana White, el propietario de la poderosa UFC, que soportó los tiempos difíciles en todo el mundo ocultándose en la burbuja de Abu Dhabi a la que volvió este sábado con una gran respuesta de los intensos y fieles aficionados al octágono que vieron también como Glover Teixeira de Brasil hizo historia al coronarse Campeón Semipesado a los 42 años de edad tras derrotar a Jan Blachowitz en el segundo capítulo. 

El sudamericano no pierde en la UFC desde hace tres años, desde el 2018 y seguirá luchando dentro del otágono en búsqueda del cetro Welter.

Deja un comentario