FUTBOL FUTBOL INTERNACIONAL

SEVILLA SE METE UN AUTOGOL Y EMPATA

Al norte de Benidorm, en el exilio forzoso de La Nucía, sede de sus últimos seis partidos de LaLiga como local, el Levante rascó su segundo empate agónico en la vuelta del fútbol. Un despiste de Coke y un envío certero de Munir a De Jong cascaron a los granota, más defensivos que en anteriores ocasiones. Pero el Sevilla, en una jugada desgraciada, encajó el empate en el minuto 87 tras un centro de Miramón que desvió a gol la rodilla de Diego Carlos.(VER EL VIDEO DEL AUTOGOL)

Campaña capitalizó el juego creativo de los hombres de Paco López. En el radar de Monchi para reforzar al equipo el próximo curso, Campaña, que ya ganó el duelo de pensadores del viernes ante Parejo en Mestalla, trató de disparar a su equipo partiendo desde la izquierda. Enmascarado en el palco, el director deportivo andaluz monitorizó los movimientos del 24 granota. Con Banega fuera cuando acabe LaLiga, Campaña está en la lista de refuerzos de Nervión. Su partido, como todos lo que juega ante el Sevilla, fue plano. Su equipo, en cambio, empató caminó de otra salvación.

Once goles le hizo el Sevilla al Levante la temporada pasada. Este curso es otra historia. En el Pizjuán, De Jong le dio la victoria al Sevilla en el minuto 86 y en La Nucía a los andaluces se les hizo bola el partido. Obligado por la dureza del calendario en esta liga exprés y por el partido del viernes ante el Barça, Lopetegui hizo tres cambios pero el equipo, de salida, echó de menos a Reges, sobre todo, y a Reguilón. Escudero y Banega bajaron el rendimiento.

Con un fondo de armario menor pero cinco cambios en el bloque, Paco López cerró espacios y contuvo el potencial ofensivo del Sevilla. Taponó a Jesús Navas y minimizó al poderoso Ocampos. El bloque alto del Sevilla chocó con un Levante más táctico y menos arriesgado que de costumbre. Sólo en las acciones a balón parado arañó el Sevilla el escudo del Levante. Un disparo al travesaño de Munir, tras una falta innecesaria de Vezo en el costado derecho, y un cabezazo de Koundé fueron la escasa productividad andaluza en ataque.

Todo el buen hacer defensivo del Levante se fue al garete en apenas 40 segundos tras el regreso de vestuarios. Un balón largo de Diego Carlos desde la frontal del área sobre Munir superó a Coke, que, falto de tensión, se comió el envío. El renacido Munir hizo un excelente control orientado con el pecho, corrió la banda y centró tenso con la izquierda para que el cazagoles De Jong embocara en el segundo palo. Paco López sustituyó a Coke minutos después. El despiste del lateral en esa jugada clave desorientó a su equipo. Antes del cambio, Diego Carlos cabeceó a gol pero el VAR anuló la jugada por un leve empujón sobre Campaña. Y en plena efervescencia andaluza, Munir obligó a aparecer a Aitor.

Con el partido cuesta abajo, Lopetegui y Paco López mejoraron a su equipo con los cambios pero los granota echaron de menos la agresividad y el acierto de Roger, sancionado. La fe del Levante, la misma que lo empujó a igualar ante el Valencia en Mestalla en el descuento, lo condujo a otro empate agónico. Un centro de Miramón en el costado derecho se envenenó tras tocar primero en Vaclik y luego en la rodilla de Diego Carlos, que metió el balón en la portería. Mayoral estuvo a punto de marcar el segundo minutos después, pero esta vez el meta checo desvió a córner. El Levante salvó un punto ante uno de los gigantes del campeonato.

Deja un comentario