BASKETBALL

LA FUERZA ANTE LA ADVERSIDAD DE LA EX BASQUETBOLISTA TAMIKA CATCHING

Una vez más nos encontramos con una deportista que ha sabido vencer la adversidad que la vida le ponía tanto en el terreno deportivo como en el personal desde muy temprana edad.

Ella es Tamika Catchings, para quien el deporte en general y el básquet en particular, representaron el medio para ganar la batalla a una discapacidad auditiva con la que nació. Incluso su nombre está presente en el Salón de la Fama, y con ello el reconocimiento a una atleta ejemplo para todos los seguidores del baloncesto

La estrella del basquetbol nació en Stratford, New Jersey, el 21 de julio de 1979, como lo decíamos, nació con una severa discapacidad que le afectaba ambos oídos. A raíz de ello, durante su niñez y parte de la adolescencia, fuecentro del bulliyng de sus compañeros pues tenía que llevar unos audífonos bastantes rústicos para escuchar. Lo cual evidentemente hacía que ella no los quisiera utilizar.

LA TENACIDAD COMO UNA CONSTANTE EN SUS PASOS

Finalmente un día, decidió quitárselos, comenzó a leer los labios, a sentarse en primera fila de clase y, lo más importante, a jugar baloncesto. 

En las canchas, Catchings encontró la manera de no sentirse inferior a nadie pues, como ella misma mencionó: “en la pista no pudieron burlarse, los superé”. Además el básquet lo llevaba en la sangre, ya que su padre, Harvey Catchings, había jugado en la NBA durante 11 temporadas. 

SU TALENTO EN NÚMEROS

Sus estadísticas la colocan como la líder en rebotes y recuperaciones (Liga y Play Off) de la historia de la WNBA, así como la máxima anotadora en finales por el título y la segunda en la temporada regular, solo por detrás de Tina Thompson.

Desde 2005 y hasta su retiro, ayudó a que Indiana Fever clasificara a postemporada sin interrupciones, logrando los títulos de Conferencia Este en 2009 y 2012 y 2015, así como el cetro de la WNBA en 2012, antes mencionado.

SU FUNDACIÓN “CATCH THE STARS”

Fuera de la NBA, jugó en las ligas de Rusia, Polonia, Turquía y Korea del Sur, en esta última fue campeona en cuatro años (2002, 2003, 2006 y 2007) con las Woori Bank Hansae.

Con la Selección Nacional de Estados Unidos, Catchings obtuvo cuatro cetros olímpicos durante (2004, 2008, 2012 y 2016), además de los títulos en los Campeonatos del Mundo de 2002 y 2010, y el bronce en el año 2006.

Lamentablemente existen muchos niños que poseen problemas similares de audición como la deportista. Por ello, Tamika creó la fundación “Catch the Stars”, donde se ayuda a los niños desfavorecidos con programas de alfabetización y talleres.

Junto a Barbara Stevens y Kim Mulkey por la WNBA, y Kobe Brayant, Kevin Garnett y Tim Duncan por la NBA, la basquetbolista entró en Mayo del 2020  a la historia del baloncesto estadounidense tras ser incluida al Salón de la Fama.

Mucho más que un ejemplo de desempeño en la duela, que por supuesto es admirable, el camino de Tamika ha marcado a las generaciones futuras, con su fiel anhelo de salir avante de la adversidad, al grado de desafiar una discapacidad, lo que seguramente ha inspirado incluso a aquellos que la criticaron.

Deja un comentario