Cultura Musica OLÍMPICOS

“OLIMPIADA” MOSCÚ 1980

En estos recorridos por la música de las Olimpiadas, toca el turno de explorar el himno de Los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980. 

Cabe destacar que el himno oficial de Moscú 80 fue un tema con poco gancho, llamado “Olimpiada”, compuesto por Robert Rozhdestvensky y David Tukhmanov y cantado en ruso por el intérprete estonio Tonis Mägi, muy conocido en su país.

Oficialmente conocidos como los Juegos de la XXII Olimpiada, fueron celebrados en la capital de la Unión Soviética, entre el 19 de julio y el 3 de agosto de 1980. 

UN POCO SOBRE LA CARRERA DE TONIS MÄGI

Estonia vio nacer a este cantante, guitarrista, actor y compositor, quien creció en una familia de músicos, por ello su interés en las notas despertó desde su niñez.

Mientras asistía a la escuela secundaria comenzó a actuar como solista del coro de su colegio. Después de aprender a tocar la guitarra, Mägi comenzó su carrera musical como guitarrista en las bandas escolares Juuniorid en 1965 y Rütmikud en 1966. Después de servir en el ejército soviético obligatorio, se convirtió en el vocalista de Baltika. Posteriormente cantó en las bandas Kärjed, Laine, Muusik Seif, 777 y Ultima Thule.

En las décadas de 1970 y 1980, Mägi ganó popularidad no solo en Estonia, sino en toda la Unión Soviética. Por ello le llegó la invitación para interpretar dicho himno en la inauguración.

Evidentemente este himno se convirtió en una de sus canciones más populares, siendo un símbolo de los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980. 

Siete años después de esa entrega olímpica, dio su último concierto en Rusia, tras lo cual regresó a Estonia y se centró en la Revolución del Canto y en mostrar posturas perfiladas a la política de su país.

LOS JUEGOS DEL BOICOT

Desafortunadamente los tiempos históricos no fueron los mejores para esta celebración deportiva, ya que Estados Unidos impulsó un masivo a estos Juegos a causa de la invasión soviética en Afganistán y, en general, a la ideología comunista. 64 países se sumaron a la iniciativa y solamente participaron 80 naciones.

La rivalidad entre Estados Unidos y la Unión Soviética se llevó más allá de los medalleros olímpicos con la invasión de la URSS en tierras afganas, incluso James Carter, el presidente norteamericano, afirmó que: “Ir a Moscú sería como un sello de aprobación a la política exterior de la URSS”.

A causa de esto, 64 países se adhirieron dicha decisión de no viajar a la capital rusa y apenas 80 naciones intervinieron en los Juegos.

Una gran cantidad de deportes se vieron mermados a raíz de la poca cantidad de equipos que participaron. El hockey, por ejemplo, solamente tuvo la participación del equipo local, por lo que debieron recurrir a la invitación apresurada de selectivos locales poco competitivos.

Como era de esperarse, la Unión Soviética se impuso en el medallero con 195 medallas (80 oros) contra las 126 (47 doradas) de la República Democrática Alemana. Por tal motivo son conocidos en gran medida, por ser los “Juegos del Boicot”, así que recordemos esa presentación “de la voz”, de esos polémicos Juegos Olímpicos de 1980.

Deja un comentario