Eslovenia atraviesa un momento fantástico en el ciclismo internacional ya que Tadej Pogacar se impuso hace un par de semanas apenas en el Tour de France y ahora Primoz Roglic se coronó y obtuvo la medalla de oro en la prueba de contrareloj en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
La prueba, en ocasiones aburrida y tediosa para la gente a través de la televisión, fue todo lo contrario esta vez y dejó muchas emociones hasta que Roglic (55:04:19) se decidió y metió su máxima intensidad en el pedaleo para sacarle una buena ventaja al neerlandés Tom Dumoulin (56:05:58) que se tuvo que conformar con la plata y al australiano Rohan Dennis (56:08:09) que se subió al podio en el tercer escalón para recibir el bronce. 
Roglic, actual bicampeón de la Vuelta a España (2019 y 2020), sufrió una tremenda caída en el arranque de la Grande Boucle y se pensó que, muy lastimada su pierna izquierda, tendría que renunciar a los Juegos Olímpicos, pero lejos de tomar esa decisión el esloveno de 31 años dio una demostración de capacidad y de carácter para imponerse en Japón y conquistar una medalla para su país

Deja un comentario