• abril 19, 2020
  • Karina Elian
  • 0

La literatura no conoce límites, y una pandemia no sería la excepción ya que en esta ocasión lanza una campaña en la que la comunidad argentina puede pedir sus libros por medio de la app de WHATSAPP.

Todo ello en “Godoy Cruz”, una ciudad situada en el norte argentino, donde los encargados de la biblioteca municipal decidieron comenzar a repartir libros a sus vecinos a domicilio debido a la prolongación de la cuarentena por la crisis covid-19, la cual se prevé concluya el 26 de Abril dependiendo las estadísticas y medidas hasta esa fecha.

“Conversando con el equipo de trabajo y con gente del municipio, surgió la idea de hacer un ‘delivery’ de libros”…

Indicó Marcelo Quevedo, director de la Biblioteca Mediateca Manuel Belgrano.

Tras varios días organizándose con el resto de los departamentos municipales, implementaron un formulario web para hacerse socio en la página de la biblioteca y lanzaron esta campaña para los alrededor de 190 mil habitantes del departamento de Godoy Cruz.

“LIBROS EN CUARENTENA”

El sistema de entregas es sencillo y tardó apenas un par de días en ponerse en marcha: el usuario de la biblioteca manda un Whatsapp preguntando por el o los libros que desee (pueden pedir hasta cuatro), el equipo de la biblioteca recibe el pedido, lo prepara y un funcionario del municipio pasa a por los envíos y los lleva a las casas.

Dada la situación sanitaria, se toman una serie de precauciones. Para empezar, un empleado de la biblioteca limpia y desinfecta los libros antes de enviarlos, para que lleguen “lo más limpios posibles”, estos se colocan en una bolsa y el funcionario municipal que entrega los libros lo hace con guantes.

Una vez se devuelven los libros, Quevedo explica que los dejan “en cuarentena” cuatro o cinco días sin que nadie pueda pedirlos de nuevo y apartados del resto de la colección para que así se elimine cualquier posible rastro de infección.

Quevedo destacó que suele recomendar libros de Florencia Bonelli o Viviana Rivero, porque la mayoría de los socios están pidiendo novelas de época y románticas.

El director de la biblioteca señaló que otro de los autores más solicitados era el historiador argentino Felipe Pigna y que también recibieron muchas peticiones de literatura infantil y juvenil, como por ejemplo de la saga Harry Potter.

Deja un comentario