Desde el año pasado en que la fiebre de los NFT comenzó dentro del arte digital, se ha cuestionado si realmente se puede clasificar como una expresión artística o solo se basa en una moda que está creciendo en gran medida dentro de la industria. Ya sea que se considera como arte o no, lo que es un hecho es que estas piezas digitales cada vez se hacen más demandantes, sobre todo en el mundo del deporte y de la música.

En este mundo los nombres de famosos como Shakira, Snoop Dogg, Eminem, Justin Bieber, Grimes o Leo Messi, resuena en los NFT (tokens no fungibles, en sus siglas en inglés).

Pues sus seguidores obtienen fotografías, vídeos o canciones digitales únicas que apelan al deseo de querer poseer algo que nadie más tiene, comienzan a llegar al gran público de la mano de empresas que patrocinan este deseo de los fanáticos de contar con piezas únicas.

FC BARCELONA, ATLÉTICO DE MADRID Y LEVANTE UD DENTRO DE ESTE MERCADO

Una de las claves de este boom es que la tecnología que sustenta a los NFT permite identificar la autenticidad de una obra digital (se trate de un meme, un vídeo, un tuit, una foto, un podcast) y al propietario que la creó.

La idea es crear un nuevo mercado de bienes digitales exclusivos. Frente a la gigantesca máquina de copiar que es internet, los NFT proponen crear escasez, al diferenciar las copias de los originales, de la misma manera que sucede en el mundo del arte con los cuadros originales y las litografías.

Por su parte, el FC Barcelona, el Atlético de Madrid y el Levante UD han lanzado fan tokens, que permiten participar en encuestas y acceder a experiencias exclusivas. En el caso del Barça, los propietarios de tokens (su precio inicial era de 2 euros el token, aunque su valor se ha triplicado) han participado en el diseño del nuevo mural que decora el vestuario del primer equipo, tras votar las diversas propuestas gráficas hechas por fans de todo el mundo. Pero las posibilidades son ilimitadas: desde escoger las canciones que suenan antes del partido, hasta decidir el diseño de los brazaletes que lucen los capitanes. Los cromos coleccionables de los álbumes de papel ahora son NFT en el móvil. 

Como recordamos en julio, el Barça subastó en Sotheby’s de Nueva York el NFT del mítico gol que marcó Johan Cruyff al Atlético de Madrid el 22 de diciembre de 1973 por 693.000 dólares.

UN GRAN FENÓMENO SURGIDO EN EL FÚTBOL AMERICANO BASADO EN ESTOS NFT

La Fan Controlled Football (Fútbol Controlado por Aficionados) es una competición orientada “a los aficionados que alguna vez han gritado a la pantalla del televisor, lanzado un mando a distancia por la habitación o aplaudido a rabiar cuando su equipo favorito ha hecho, por fin, lo que querían que hiciera”, descrita textualmente por la web de la FCF.

La mayor singularidad de esta competición que se juega en Atlanta y se trasmite en Twitch, explica Josep Valor, profesor de IESE, es que los cuatro propietarios de los equipos participantes lo consiguieron a través de NFT.

Como sugiere su nombre, la FCF permite a los aficionados que poseen tokens de los equipos decidir en tiempo real, y de forma interactiva, qué jugadas, tanto en defensa como en ataque, quieren hacer. Destacando que  “La jugada más votada es enviada al entrenador, quien, a su vez, se la hace llegar al quarterback”.

La moneda está en el aire en cuanto a lo que suceda con esta “exclusiva forma de arte”, algunos apuestan que Barcelona se convertirá en el epicentro mundial de los NFT. Por su parte mentes como la de Bill Gates no aplauden tanto esta teoría, pero finalmente quienes decidirán que suceda serán lo consumidores, todos estos fanáticos que se interesan en adquirir los tan famosos tokens.

Tags: