En cada entrega conocemos más talentos que han pisado los mejores escenarios en las ceremonias tanto de apertura como de cierre de las emisiones de los Juegos Olímpicos.

En el año 2000 la ciudad anfitriona sería la de Sydney, y una de sus voces australianas sería la encargada de amenizar la clausura de esos olímpicos. Nos referimos a la cantante Kylie Minogue quien a finales de los noventas sonaba constantemente en la radio con su canción “Can’t Get You Out Of My Head”, con la que se posicionó en las mejores listas con gran aceptación.

20 ANIVERSARIO DE LOS JUEGOS DE SYDNEY 2000

Justamente en este mes de Septiembre, se celebran los 20 años de aquella entrega olímpica, destacados como los “mejores juegos de la historia”, por el mismo presidente del Comité Olímpico, Juan Antonio Samaranch. 

La ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de verano de 2000 tuvo lugar el 1 de octubre de 2000 en el estadio de Australia. Tal evento de clausura atrajo a 114,714 personas, siendo la mayor asistencia en la historia de los Juegos Olímpicos modernos, por ello fueron considerados los mejores juegos en su momento.

LOS FUEGOS ARTIFICIALES DE LA CEREMONIA DE CLAUSURA ESTALLARON SOBRE EL SYDNEY HARBOUR BRIDGE Y LA ÓPERA EL 1 DE OCTUBRE. FOTO: STEVE HOLLAND PARA AP / AAP

SYDNEY 2000 EN CIFRAS

Entre los patrocinadores globales se encontraban los gigantes corporativos IBM, Kodak y Sports Illustrated / Time, marcas que ahora son meras sombras de lo que fueron. Más de 15.000 ejecutivos de negocios internacionales fueron a Sydney para los Juegos. Más de $ 3 mdd se destinaron a gastos de hospitalidad y entretenimiento. Según un informe, los patrocinadores gastaron un promedio de $ 25,000 por cada invitado.

La revista estadounidense Sports Illustrated asignó más de $ 30 millones para hospitalidad, mientras que UPS se hizo cargo del Merchant Court Hotel (ahora Swissotel) en Market Street, donde recibió a 1000 personas para los Juegos.

DANCING QUEEN LLEGABA AL ESCENARIO DE CIERRE EN SYDNEY 2000

La cantante australiana decidió cantar una versión de “Dancing Queen”, del grupo sueco ABBA, por la que fue ovacionada. Recalcar un clásico de los 70s imperó en la celebración, manteniendo el vigor deportivo.

Deja un comentario