Después de caer en el clásico nacional ante el América la semana pasada, para las Chivas era una obligación regresar a casa, restañar el orgullo y recuperar el camino de la victoria en la jornada 12 del Torneo Guardianes 2020 y lo logró a medias, ya que venció 2-1 a Mazatlán pero sin lucir ni convencer pese a jugar casi todo el partido con un hombre más.
Un nuevo desajuste defensivo y otro rechace corto y al centro de Raúl Gudiño le dieron a Mazatlán la oportunidad de irse al frente apenas a los 4 minutos y aunque el Rebaño tardó en carburar, al minuto 13 logró el empate por conducto de su capitán Jesús Molina y más adelante, al 31, un doble error del árbitro y del VAR, marcando penal y decretando expulsión para Mario Osuna, cambiaron el rumbo del encuentro porque Guadalajara le dio la vuelta al marcador, 2 a 1 con el buen cobro del J.J Macías al 34. dejándo además con un hombre menos al modesto equipo de Paco Palencia. 
Por todo eso para la segunda mitad se esperaba que Chivas buscará aprovechar la debilidad de su rival y aumentar su ventaja, pero Víctor Manuel Vucetich fue cauto y aunque hizo todos los cambios posibles no mejoró el desempeño de los rojiblancos que aún así hubieran anotado otra vez si Adonai Escobedo hubiera señalado como penal el codazo de Gonzalo Jara en la nuca de Hiram Mier al minuto 72. 
Con la deslucida victoria, finalmente lo único importante, el Guadalajara llegó a 18 puntos y se metió a zona de liguilla dejando a los de Mazatlán con 10 unidades y otra vez muy cerca del sótano.