• julio 6, 2020
  • Raúl Vega
  • 0


Con una espectacular última ronda de 65 golpes, Bryson de Chambeau, conquistó el título del Rocket Mortgage Classic disputado en el campo norte del Detroit Golf Club en Michigan. 
Con un grandioso 23 bajo par, el golfista estadounidense venció por tres golpes a Matthew Wolff (-20) y con su brillante actuación el jugador de 26 años nacido en Modesto en California, ha logrado que los expertos ya lo vean como un cercano nuevo número uno del mundo y que lo ubiquen como un posible reemplazo para las grandes figuras que van de salida como Tiger Woods o Phil Mickelson por mencionar sólo algunos. Tal aseveración tiene dos visiones, la subjetiva que engloba sus cualidades técnicas y su fuerte mentalidad para superar momentos de alta presión, así como la objetiva que reúne cifras y datos significativos como el de que Bryson DeChambeau lleva 7 Top Ten en 9 torneos PGA y que su promedio en los cuatro eventos oficiales y tras las 16 rondas consecuentes realizadas desde la reanudación de la actividad es de 66.43 golpes, con una media entre 4 y 6 bajo par, algo extraordinario y notable.
No olvidar que además, con sus 109 kilogramos de peso corporal, ya implantó un nuevo récord en su promedio con el drive de 350.6 yardas (el más largo de 377), algo que solamente puede lograrse con una perfecta combinación entre técnica depurada y potencia en brazos, espalda y abdómen, algo notorio en la estructura física de Bryson quien dedica mucho tiempo también al trabajo de gimnasio.
Con su victoria y los puntos obtenidos DeChambeau trepó al cuarto sitio de la clasificación de la temporada, la FEDEX Cup, solamente debajo de Webb Simpson, Justin Thomas y el coreano Sung Jae Im.

Deja un comentario