• abril 9, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


Después del retraso de una semana  para el arranque de Roland Garros debido a la pandemia, la ATP y la WTA emitieron este jueves un comunicado conjunto expresando su preocupación por las afectaciones al calendario que esto provocará en el desarrollo de la temporada 2021. 
Roland Garros será del 30 de mayo al 13 de junio y el primero de los problemas es que entre la final del Abierto de Francia y el arranque de Wimbledon (28 junio al 13 julio) solamente habrá dos semanas, lo que podría afectar a los tenistas de mayor jerarquía que prácticamente no tendrán mucho descanso entre un Grand Slam y el otro, además de que habrá que adaptarse más rápido al cambio de superficie de arcilla a hierba.
Además, con el retraso del evento en París, el segundo major del año topara y coincidirá con algunos otros certámenes sobre césped como los de Hertogenbosc, el de Stuttgart y el de Nottingham y muchos otros torneos también se verán afectados en su desarrollo al estar pactados para arrancar el 14 de junio como los de Berlín, Birmingham, Halle y Queen’s, sin olvidar que también los certamenes que inicien el 21 de junio sufrirían varias bajas como los de Eastbourne, Bad Homburg y el de Mallorca.
Tanto la ATP como la WTA anunciaron precisamente por eso que habrá varios cambios en el calendario, mismos que se darán a conocer en breve.