• diciembre 10, 2020
  • Raúl Vega
  • 0


Aunque pudo ganar ante un rival diezmado que se quedó con nueve hombres, el Atlante rescató el empate 1-1 en Morelia, en el juego de ida de las semifinales de la Liga de Expansión.
Alfonso Tamay fue el autor del gol michoacano a los 22 minutos, solamente empujando la pelota tras un servicio del paraguayo Gustavo Ramírez que habia eludido en un mano a mano al guardameta azulgrana Humberto Hernández.


Lo malo para los purépechas fue que Ulises Zurita se hizo expulsar en el cierre de la primera etapa (min.43) al recibir dos tarjetas amarillas y por ende la roja en tan sólo 5 minutos de actividad. Y ese hombre menos hizo cambiar y ceder la iniciativa al argentino Ricardo Valiño, lo que aprovechó el Atlante para crecer, presionar y empatar a los 65 por conducto de Rolando González, mientras que del otro lado Luis Ernesto Pérez daba un codazo a los 80 y se iba expulsado también para dejar a Morelia con 9 jugadores en un acto totalmente irresponsable y aunque las cifras ya no se movieron del empate a uno que le daría el pase a los Potros de Hierro si no pierde con Morelia en la vuelta.
Por su parte, en la otra serie semifinal, la sorpresiva Jaiba Brava le pegó 1-0 al superlíder Celaya en territorio tamaulipeco con anotación de Diego De Buen a los 10 minutos de la primera parte en un duelo parejo en el que no se notó la diferencia de 9 puntos (35 por 26) que hubo entre uno y otro en la fase regular, recordando que 21 días tardó en volver a la actividad el equipo cajetero al no participar ni el repechaje ni en los cuartos de final.
El equipo de Israel Hernández Pat no necesita mucho sin embargo para revertir la situación en la vuelta ya que con una victoria de 1-0 le alcanza para avanzar a la gran final.

ATLANTE Y MORELIA EMPATAN A UNO Y HAY LIGERA VENTAJA PARA ATLANTE