TENIS

BILL CHAN PRIMER TENISTA SINGAPURENSE EN JUGAR EN UN TORNEO DE GRAND SLAM JUNIOR EN EL ABIERTO DE AUSTRALIA

A principios de este mes, el joven tenista Bill Chan de 17 años logró una de sus ambiciones cuando compitió en el Campeonato Junior del Abierto de Australia de tenis, convirtiéndose en el primer singapurense en participar en cualquiera de los Grand Slams Junior.

“Siempre me siento muy agradecido de poder hacer algo pequeño por el tenis de Singapur”. “Es un privilegio representar a tu país”. Mencionaba a medios asiáticos el deportista tras esta presentación.

Venció al australiano Lachlan McFadzean por 3-6, 6-2, 6-1 en su primer partido de clasificación individual masculino antes de perder ante el rumano Radu David Turcanu por 2-6, 6-7 (9) en la siguiente ronda.

Chan y Luis José Nakamine de Perú luego cayeron ante los estadounidenses Kaylan Bigun y Jagger Leach 6-2, 3-6, 8-10 en la primera ronda del cuadro principal de dobles masculinos.

A lo que el joven deportista mencionó:

“Estaba extremadamente estresado”, dijo sobre enfrentarse a Turcanu por un lugar en los cuartos de final de la fase previa y la oportunidad de llegar al cuadro principal de 64 jugadores. “Probablemente fue el partido más importante que he jugado, uno de los más importantes. La primera vez en un Grand Slam (Junior), no fui capaz de manejar eso. Es un trabajo en progreso”.

ENFRENTANDO RETOS POR SU ESTATURA DESDE LA ADOLESCENCIA

FOTO: BILL CHAN COMPITIÓ CON SUS COMPAÑEROS EN EL TORNEO MUNDIAL JUVENIL DE PRECLASIFICACIÓN ASIA/OCEANÍA 2019 EN COLOMBO, SRI LANKA.

Ante los nuevos restos, Chan ha estado encontrando soluciones desde los siete años. Hasta que experimentó un estirón en Secundaria 3, el jugador que ahora mide 1.8m de altura era amenudo el niño más pequeño en lascanchas. Pero se las arregló para defenderse de los oponentes que se elevaban por encima de él.

ACTITUD Y CARÁCTER ANTE LOS RETOS QUE ENFRENTA ANTE SUS COMPAÑEROS

“Siempre me ha gustado competir”, dijo. “Me encanta jugar partidos, me encanta conocer gente nueva y, sobre todo, me encanta ganar. Incluso cuando era muy corto, ganar algunos partidos me hizo seguir adelante. Tal vez si hubiera sido un poco más alto cuando era niño, no me habría convertido en la persona que soy hoy porque mi juego habría sido diferente. No habría aprendido a pelear tanto como lo hice”. Agregó.

Sobre su estatura actual dice que aun sabe que es pequeño en comparación con muchos de los europeos con los que juega, pero que ese tema no es de importancia para él porque sabe que puede ganar. Menciona además que cuando entrenas mucho y te esfuerzas la confianza en sí mismo se desarrolla mucho más, en este caso concreto para vencer a sus compañeros sin importar quienes sean.