FUTBOL INTERNACIONAL

SITUACION ESCANDALOSA VIVE EL CLUB BARCELONA

Un reportaje de la Cadena SER informó que la fiscalía hispana investiga la sociedad de José María Enríquez Negreira, que recibió este dinero a cambio de asesoramiento, mientras ejercía su cargo. Desde el cuadro blaugrana anunciaron acciones legales.

Durante esta jornada se conoció que el Club Barcelona hizo millonarios pagos a un ex vicepresidente del comité de árbitros español. El caso ya está en manos de la fiscalía de dicho país, que investiga una presunta corrupción.

Según los antecedentes, el ente persecutor de Barcelona indaga a DASNIL 95 SL, empresa perteneciente a José María Enríquez Negreira. Él fue el número dos del Comité Técnico de Árbitros (CTA) entre 1994 y 2018.

El punto de inicio es una inspección fiscal por la tributación de 1,4 millones de euros, que el club catalán pagó a esta sociedad entre 2016 y 2018. Ello, por concepto de “asesoramiento verbal”.

De 2016 a 2018 el club azulgrana ganó dos Ligas y todas las Copas del Rey que se jugaron mientras en Europa era ridiculizado: cayó ante el Atlético en 2016, fue goleado por la Juventus en 2017 y la Roma le remontó con un 3-0 en 2018. Mientras en las competiciones bajo el paraguas de Comité Técnico de Árbitros ganaba mucho, fuera de ahí no conseguía nada.

Los pagos, que se llevaron a cabo a través de una empresa de Negreira, fueron desde 2016 y 2018. Se terminaron en junio de ese último año justo cuando la Federación cambió de mando, entró Rubiales y apartó a Negreira (y Arminio) del Comité Técnico de Árbitros. Eso sí, si bien la Fiscalía investiga por este tramo de años, Josep María Bartomeu –presidente del Barcelona en esa etapa– ha explicado que estos pagos se hacían desde el año 2003, que fue cuando entró Joan Laporta al club en su primera etapa

Dos años sin penaltis en contra

En esas competiciones nacionales hubo situaciones tan polémicas durante estos tres años como que el Barcelona estuvo dos años enteros (y por tanto dos ligas completas) sin que le pitaran un penalti en contra. Desde el 14 de febrero de 2016 al 10 de febrero de 2018 los rivales del Barça no gozaron de ningún penalti a favor. Fueron 76 jornadas consecutivas en las que nadie le lanzó una pena máxima al club azulgrana. En ese tiempo se pitaron 224 penaltis en LaLiga: ninguno fue en contra del Barça.

No solo eso. En 2016 alcanzó el equipo catalán un récord histórico en Primera División. Le pitaron a favor 19 penaltis en una misma temporada, uno cada dos partidos. Nunca antes nadie había tenido tantos a favor. Se da la circunstancia de que aquél año ganaron la Liga con tan solo un punto de distancia con el Real Madrid (entrenado por Zidane a partir de febrero) y que cuando el equipo blanco les empezó a recortar distancias más penaltis a favor le pitaron.

En 2017 fue el Real Madrid quien ganó LaLiga pero en la última jornada, con el equipo de Zidane buscando la victoria en Málaga que les diera el título, al Barcelona le pitaron dos penaltis a favor en su encuentro contra el Eibar cuando ya iba perdiendo. Fueron dos penas máximas por piscinazos de Jordi Alba y Neymar (en realidad del lateral fue un tropiezo) y en un fútbol sin VAR se pitaron y el Barcelona remontó ese encuentro. El Madrid pudo ganar el torneo porque ellos ganaron en La Rosaleda.

Expulsiones

En ese tiempo en el que se llevaron esos pagos el balance de expulsiones fue de 28-3 a favor del Barcelona. Es decir, mientras 28 jugadores rivales fueron expulsados en encuentros ante el equipo catalán, en esos mismos duelos solo se expulsó a tres futbolistas del conjunto azulgrana.

Eso son datos objetivos que ocurrieron esos años y que no restan mérito alguno a lo logrado por el Barcelona en esas temporadas. Es simplemente el contexto en el que se produjeron una vez destapado estos pagos al número dos de los árbitros, persona con poderes para elegir los árbitros en uno y otro partido.

“El FC Barcelona emprenderá acciones legales contra quien estropee la imagen del club con posibles insinuaciones contrarias a la reputación de la entidad que se puedan producir a raíz de estas informaciones”, cierra el escrito de los blaugranas.

Un reportaje de la Cadena SER informó que la fiscalía hispana investiga la sociedad de José María Enríquez Negreira, que recibió este dinero a cambio de asesoramiento, mientras ejercía su cargo. Desde el cuadro blaugrana anunciaron acciones legales.

Durante esta jornada se conoció que el Club Barcelona hizo millonarios pagos a un ex vicepresidente del comité de árbitros español. El caso ya está en manos de la fiscalía de dicho país, que investiga una presunta corrupción.

Según los antecedentes, el ente persecutor de Barcelona indaga a DASNIL 95 SL, empresa perteneciente a José María Enríquez Negreira. Él fue el número dos del Comité Técnico de Árbitros (CTA) entre 1994 y 2018.

El punto de inicio es una inspección fiscal por la tributación de 1,4 millones de euros, que el club catalán pagó a esta sociedad entre 2016 y 2018. Ello, por concepto de “asesoramiento verbal”.

De 2016 a 2018 el club azulgrana ganó dos Ligas y todas las Copas del Rey que se jugaron mientras en Europa era ridiculizado: cayó ante el Atlético en 2016, fue goleado por la Juventus en 2017 y la Roma le remontó con un 3-0 en 2018. Mientras en las competiciones bajo el paraguas de Comité Técnico de Árbitros ganaba mucho, fuera de ahí no conseguía nada.

Los pagos, que se llevaron a cabo a través de una empresa de Negreira, fueron desde 2016 y 2018. Se terminaron en junio de ese último año justo cuando la Federación cambió de mando, entró Rubiales y apartó a Negreira (y Arminio) del Comité Técnico de Árbitros. Eso sí, si bien la Fiscalía investiga por este tramo de años, Josep María Bartomeu –presidente del Barcelona en esa etapa– ha explicado que estos pagos se hacían desde el año 2003, que fue cuando entró Joan Laporta al club en su primera etapa

Dos años sin penaltis en contra

En esas competiciones nacionales hubo situaciones tan polémicas durante estos tres años como que el Barcelona estuvo dos años enteros (y por tanto dos ligas completas) sin que le pitaran un penalti en contra. Desde el 14 de febrero de 2016 al 10 de febrero de 2018 los rivales del Barça no gozaron de ningún penalti a favor. Fueron 76 jornadas consecutivas en las que nadie le lanzó una pena máxima al club azulgrana. En ese tiempo se pitaron 224 penaltis en LaLiga: ninguno fue en contra del Barça.

No solo eso. En 2016 alcanzó el equipo catalán un récord histórico en Primera División. Le pitaron a favor 19 penaltis en una misma temporada, uno cada dos partidos. Nunca antes nadie había tenido tantos a favor. Se da la circunstancia de que aquél año ganaron la Liga con tan solo un punto de distancia con el Real Madrid (entrenado por Zidane a partir de febrero) y que cuando el equipo blanco les empezó a recortar distancias más penaltis a favor le pitaron.

En 2017 fue el Real Madrid quien ganó LaLiga pero en la última jornada, con el equipo de Zidane buscando la victoria en Málaga que les diera el título, al Barcelona le pitaron dos penaltis a favor en su encuentro contra el Eibar cuando ya iba perdiendo. Fueron dos penas máximas por piscinazos de Jordi Alba y Neymar (en realidad del lateral fue un tropiezo) y en un fútbol sin VAR se pitaron y el Barcelona remontó ese encuentro. El Madrid pudo ganar el torneo porque ellos ganaron en La Rosaleda.

Expulsiones

En ese tiempo en el que se llevaron esos pagos el balance de expulsiones fue de 28-3 a favor del Barcelona. Es decir, mientras 28 jugadores rivales fueron expulsados en encuentros ante el equipo catalán, en esos mismos duelos solo se expulsó a tres futbolistas del conjunto azulgrana.

Eso son datos objetivos que ocurrieron esos años y que no restan mérito alguno a lo logrado por el Barcelona en esas temporadas. Es simplemente el contexto en el que se produjeron una vez destapado estos pagos al número dos de los árbitros, persona con poderes para elegir los árbitros en uno y otro partido.

“El FC Barcelona emprenderá acciones legales contra quien estropee la imagen del club con posibles insinuaciones contrarias a la reputación de la entidad que se puedan producir a raíz de estas informaciones”, cierra el escrito de los blaugranas.

Un reportaje de la Cadena SER informó que la fiscalía hispana investiga la sociedad de José María Enríquez Negreira, que recibió este dinero a cambio de asesoramiento, mientras ejercía su cargo. Desde el cuadro blaugrana anunciaron acciones legales.

Durante esta jornada se conoció que el Club Barcelona hizo millonarios pagos a un ex vicepresidente del comité de árbitros español. El caso ya está en manos de la fiscalía de dicho país, que investiga una presunta corrupción.

Según los antecedentes, el ente persecutor de Barcelona indaga a DASNIL 95 SL, empresa perteneciente a José María Enríquez Negreira. Él fue el número dos del Comité Técnico de Árbitros (CTA) entre 1994 y 2018.

El punto de inicio es una inspección fiscal por la tributación de 1,4 millones de euros, que el club catalán pagó a esta sociedad entre 2016 y 2018. Ello, por concepto de “asesoramiento verbal”.

De 2016 a 2018 el club azulgrana ganó dos Ligas y todas las Copas del Rey que se jugaron mientras en Europa era ridiculizado: cayó ante el Atlético en 2016, fue goleado por la Juventus en 2017 y la Roma le remontó con un 3-0 en 2018. Mientras en las competiciones bajo el paraguas de Comité Técnico de Árbitros ganaba mucho, fuera de ahí no conseguía nada.

Los pagos, que se llevaron a cabo a través de una empresa de Negreira, fueron desde 2016 y 2018. Se terminaron en junio de ese último año justo cuando la Federación cambió de mando, entró Rubiales y apartó a Negreira (y Arminio) del Comité Técnico de Árbitros. Eso sí, si bien la Fiscalía investiga por este tramo de años, Josep María Bartomeu –presidente del Barcelona en esa etapa– ha explicado que estos pagos se hacían desde el año 2003, que fue cuando entró Joan Laporta al club en su primera etapa

Dos años sin penaltis en contra

En esas competiciones nacionales hubo situaciones tan polémicas durante estos tres años como que el Barcelona estuvo dos años enteros (y por tanto dos ligas completas) sin que le pitaran un penalti en contra. Desde el 14 de febrero de 2016 al 10 de febrero de 2018 los rivales del Barça no gozaron de ningún penalti a favor. Fueron 76 jornadas consecutivas en las que nadie le lanzó una pena máxima al club azulgrana. En ese tiempo se pitaron 224 penaltis en LaLiga: ninguno fue en contra del Barça.

No solo eso. En 2016 alcanzó el equipo catalán un récord histórico en Primera División. Le pitaron a favor 19 penaltis en una misma temporada, uno cada dos partidos. Nunca antes nadie había tenido tantos a favor. Se da la circunstancia de que aquél año ganaron la Liga con tan solo un punto de distancia con el Real Madrid (entrenado por Zidane a partir de febrero) y que cuando el equipo blanco les empezó a recortar distancias más penaltis a favor le pitaron.

En 2017 fue el Real Madrid quien ganó LaLiga pero en la última jornada, con el equipo de Zidane buscando la victoria en Málaga que les diera el título, al Barcelona le pitaron dos penaltis a favor en su encuentro contra el Eibar cuando ya iba perdiendo. Fueron dos penas máximas por piscinazos de Jordi Alba y Neymar (en realidad del lateral fue un tropiezo) y en un fútbol sin VAR se pitaron y el Barcelona remontó ese encuentro. El Madrid pudo ganar el torneo porque ellos ganaron en La Rosaleda.

Expulsiones

En ese tiempo en el que se llevaron esos pagos el balance de expulsiones fue de 28-3 a favor del Barcelona. Es decir, mientras 28 jugadores rivales fueron expulsados en encuentros ante el equipo catalán, en esos mismos duelos solo se expulsó a tres futbolistas del conjunto azulgrana.

Eso son datos objetivos que ocurrieron esos años y que no restan mérito alguno a lo logrado por el Barcelona en esas temporadas. Es simplemente el contexto en el que se produjeron una vez destapado estos pagos al número dos de los árbitros, persona con poderes para elegir los árbitros en uno y otro partido.

“El FC Barcelona emprenderá acciones legales contra quien estropee la imagen del club con posibles insinuaciones contrarias a la reputación de la entidad que se puedan producir a raíz de estas informaciones”, cierra el escrito de los blaugranas.

Deja un comentario