FORMULA 1

CHECO PÉREZ GANA DE PUNTA A PUNTA EL GP DE SINGAPUR

Sergio Pérez (Red Bull) ha logrado la victoria en la carrera del Gran Premio de Singapur, decimoséptima prueba del Mundial de Fórmula 1, tras resistir los embates del monegasco Charles Leclerc (Ferrari), mientras que el español Carlos Sainz (Ferrari) completó el podio con su tercer puesto y Fernando Alonso (Alpine) no pudo terminar por ruptura del motor.

Checo’ se puso al frente de la prueba al apagarse los semáforos, después de una mala salida de su compañero y líder del Mundial, el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), y se mantuvo líder de principio a fin por delante de los dos coches del ‘Cavallino Rampante’. Verstappen, que terminó séptimo tras ganar dos posiciones a falta de un minuto para el final por un error de trazada del británico Lewis Hamilton (Mercedes) y después de adelantar al alemán Sebastian Vettel (Aston Martin), salvó cuatro puntos en una cita en la que cometió más errores de los esperados. Mucho peor salieron las cosas para Fernando Alonso. El asturiano, en su Gran Premio número 350 en la Fórmula 1, tuvo que abandonar después de que su motor se rompiese en la vuelta 22 cuando rodaba sexto, después de diez giros aguantando de manera magistral los intentos de Verstappen de adelantarle. Fue uno de los seis abandonos que dejó la prueba en Marina Bay. ALONSO EXPLOTA  Tras la carrera, el asturiano explotó contra su escudería, Alpine, asegurando haber perdido 60 puntos en el Mundial, algo que calificó de “inaceptable”, reconociendo que está “disgustado” porque todo ha vuelto a truncarse “por una avería mecánica”. “Otra vez hemos perdido 8-10 puntos. A lo largo del año ya van 50, así que volvemos a sumar otros diez. Perder 60 puntos en el campeonato es inaceptable. Estoy muy disgustado por eso, porque creo que había tenido unas muy buenas prestaciones por mi parte, y otra vez se truncan por una avería mecánica”, señaló. El asturiano, que tuvo que retirarse en la vuelta 22 por la rotura del motor de su Alpine cuando rodaba sexto, lamentó también que esté “cambiando casi todo” este año. “Es verdad que en esta carrera se han parado los dos Alpine, y que estar el 13 o no acabar la carrera son cero puntos y no cambia mucho. Pero este año me está cambiando casi todo”, apuntó. “No hay tiempo para nada, eso es lo bueno”, dijo positivo ante la proximidad del Gran Premio de Japón. “Tengo ganas de estar en el coche otra vez. Suzuka es uno de mis circuitos favoritos y la afición japonesa también. No veo el momento de llegar a Japón”, concluyó.

ChecoPérez fue llamado ante los comisarios después del Gran Premio de Singapur, por una presunta infracción durante el último safety car que se vivió en la carrera y en la que el piloto de Red Bull marchaba en la primera posición.

A través de comunicado la FIA, señaló que Checo Pérez incumplió en la distancia que debía guardar respecto al auto de seguridad.

“En presunto incumplimiento del Artículo 55.10 del Reglamento Deportivo de Fórmula Uno de la FIA, no manteniéndose a 10 coches de distancia del coche de seguridad,” reza el comunicado.

Luego de la comparecencia del piloto mexicano, la FIA decidió sancionar a Checo con cinco segundos en el tiempo final, pero la distancia con Charles Leclerc fue superior al castigo y Pérez conservó el triunfo en Singapur.

“El coche 11 era el coche líder en la vuelta 10. Fue admitido mientras las luces del coche de seguridad aún estaban encendidas, PER no se mantuvo a 10 coches de distancia del coche de seguridad entre la salida de la curva 13 y la curva 14. Cuando se le preguntó durante la carrera PER dijo que las condiciones eran muy húmedas y que era muy difícil seguir de cerca al coche de seguridad con poco calor en sus neumáticos y frenos”, anunció la FIA en comunicado de prensa.

Checo y un representante del equipo comparecieron frente a los comisarios a las 23:55 horas tiempo de Singapur. Es decir, solo 25 minutos después de que el tapatío celebró su cuarto triunfo en la Fórmula

Deja un comentario