Arte Cultura

DEPORTES LITERARIOS “POOHSTICKS”

Resultaría increíble imaginar que un cuento cuyo personaje principal es un
osito relleno de algodón nos remonte a su lado deportivo. Y es que existen
varios deportes que han surgido gracias a la magia de las letras cuyas
historias han trascendido.
Así que demos un brinco a uno de esos clásicos infantiles para descubrir un
nuevo deporte que ha pasado de las páginas a la vida real.
El “Poohsticks” es un deporte mencionado por primera vez en “The House
at Pooh Corner”, un libro de “Winnie the Pooh” escrito por A. A. Milne”
publicado en 1928.

DESCRIPCIÓN DEL JUEGO
La definición del juego es simple, se trata de dejar caer un palo desde un
puente bajo el que corra agua en abundancia. El jugador cuyo palo aparece
en primer lugar al otro lado del puente, es el ganador.

Como leemos es una manera muy sencilla para llevarse a cabo, pero sin duda
es una manera de jugar entre amigos, reconectarse con la naturaleza de
manera divertida y entretenida, todo ello surgido de un libro.
Poohsticks apareció en pantalla por vez primera en el largometraje animado
de Disney de 1983 “Winnie the Pooh y un día para Eeyore”. Como se
describió por primera vez, el protagonista Pooh deja caer accidentalmente
una piña de pino en un río desde un puente y, después de observar cómo
apareció al otro lado del puente, diseña las reglas para Poohsticks, luego
juega el juego con los otros personajes, Christopher Robin , Tigger y Eeyore.
Milne jugó por primera vez en un puente ubicado en Ashdown Forest , cerca del pueblo de Upper Hartfield , East Sussex , Inglaterra. Construido en 1907
y originalmente llamado Posingford Bridge, se considera que es el puente en

el que Milne y su hijo jugaron por primera vez. Sin embargo, no está claro si
el juego se jugó primero en el puente y luego se escribió en la historia, o
viceversa. El puente mantuvo el interés del público y una campaña para
reconstruirlo a finales de los setenta se consideró lo suficientemente
importante como para aparecer en la BBC Nine O’Clock News.
El puente fue reabierto posteriormente por Christopher Robin Milne y
oficialmente rebautizado como “Puente de Poohsticks”.


EL PUENTE SE RECONSTRUYO

El sitio fue tan popular que en 1999 el consejo del condado de East Sussex
hizo un llamamiento a Disney, ya que el viejo puente de madera había sido
desgastado por una abrumadora cantidad de visitantes. La compañía
proporcionó una donación sustancial hacia las 30.000 libras esterlinas
estimadas necesarias para reemplazar el puente.
El juego todavía se puede jugar en Ashdown Forest hasta el día de hoy y el
sitio atrae regularmente a turistas de lugares tan lejanos como los Estados
Unidos y Japón. Sin embargo, ahora se aconseja a los visitantes que traigan sus propios palos, ya que los visitantes anteriores han causado daños a los
árboles en los alrededores.
Además desde 1984, se celebra un Campeonato Mundial de Poohsticks en el
Río Támesis.

Deja un comentario