• septiembre 26, 2022
  • Karina Elian
  • 0

ARTÍCULO CULTURA

Karina Elián

El tenista suizo Roger Federer tras su retiro hace unos días, su legado de perfectos golpes y movimientos lo ha llevado a ser uno de los mejores deportistas a nivel mundial. A sus 41 años y después de tres temporadas prácticamente sin jugar por culpa de una lesión en su rodilla derecha, Federer se despidió con un comunicado en las redes sociales.

“Como sabéis muchos de vosotros, en los últimos tres años se me han presentado muchos retos en forma de lesiones y cirugías. He trabajado duro para volver a la mejor forma competitiva, pero también conozco los límites de mi cuerpo y el mensaje que éste me ha dado. Tengo 41 años. He jugado más de 1.500 partidos en 24 años. El tenis me ha tratado con una generosidad que nunca hubiera podido soñar. Y ahora debo admitir que es el momento de terminar mi carrera…”

¿CÓMO SURGIÓ EL REY DE WIMBLEDON?

Roger Federer empezó su carrera como “un perdedor horrible”, como él mismo reconoce en el texto “Máster”, una de las mejores biografías que le han dedicado. Pero en el ATP 250 de Hamburgo de 2001, cayó en primera ronda ante Franco Squillari, rompió una raqueta, se vio por televisión y se dijo que nunca más. Ahí empezó uno de los viajes más asombrosos de la historia del tenis.

Para el 2003 ganó el primero de sus ocho Wimbledon, al año siguiente arrasó en todos los Grand Slam menos Roland Garros y en 2005 repitió en Wimbledon y el US Open. Aquel año empezarían dos rachas asombrosas. 

Desde entonces hasta 2010 jugó todas las finales de Grand Slam menos una, el Open de Australia de 2008: 18 de 19 posibles. Desde entonces hasta la eternidad tendría dos rivales inevitables. Tanto contra Djokovic como contra Nadal disputó varios de los mejores partidos de tenis. 

EL GRAN TRINOMIO DEL TENIS; FEDERER, NADAL Y DJOKOVIC

En todo momento su imagen quedó marcada por su estilo fuera de las pistas, especialmente en esas derrotas, muy lejos de lo que le avergonzó en sus inicios. Con Nadal compartió una de las mejores amistades del deporte mundial y creó una tendencia, una amabilidad, que acompañará al tenis durante mucho tiempo. Mismo caso con otro grande como lo es Novak Djokovic.

Su último partido fue el año pasado, precisamente en Wimbledon, en cuartos de final ante Hubert Hurkacz.Incluso hace unas semanas Federer había anunciado una recuperación cercana y su intención de competir en la temporada 2023. Su calendario para este año ya planeaba su participación en la Laver Cup y su posterior presencia en el ATP 250 de Basilea, su torneo de casa, donde ganó siete veces. 

En todo momento su intención era retirarse con un buen estado de forma, a poder ser con una victoria o un título. Pero deberá conformarse con el homenaje que muy posiblemente le brindarán en Londres, donde estará acompañado por Rafa Nadal y Novak Djokovic.