EXTREMOS

“El Capitán” de Yosemite

El Capitán es una formación rocosa vertical de unos 914 m. Se encuentra en el Parque Nacional Yosemite, en la zona norte del valle de Yosemite, cerca de su extremo occidental, en el Estado de California, Estados Unidos.

Y es uno de los desafíos favoritos de los escaladores del mundo.
Hay muchas historias acerca de esta atracción turística de Yosemite, muchos atletas han realizado escalada libre sin seguridad. 

– Alex Honnold fue el primero en lograr subir El Capitán sin cuerdas. El californiano subió la pared vertical del parque de Yosemite en casi cuatro horas de escalada libre sin seguridad. 

– Kevin Jorgeson encontró un camino en “El Capitán”, este atleta del norte de California y su amigo, Tommy Caldwell, se convirtieron en los primeros en practicar escalada libre en Dawn Wall (muro del amanecer), una pared rocosa prácticamente vertical de 914 metros (3000 pies), esa es la altura del El Capitán. 

Jorgeson está trazando una nueva ruta para escalar El Capitán. Este hombre de 31 años también practica rafting en los rápidos, un deporte que ama desde que era más joven. Su idea es unir río y roca para encontrar ascensos inexplorados por el agua. La primera expedición está programada en el río Eel en el noroeste de California.

El caso más joven para escalar “el capitán” es una niña de 10 años. 

– Selah Schneiter logró escalar el muro de “El Capitán” de casi 900 metros. La pequeña hizo historia al convertirse en la persona más joven en escalar el icónico muro. 

Selah Schneiter es originaria de Colorado, escaló los casi 900 metros de la ruta de “La nariz” con su padre, un alpinista experimentado, y un amigo de la familia, en cinco días. Selah Schneiter y su padre celebraron su hazaña con una pizza.

“Simplemente no puedo creer que lo haya hecho”, dijo eufórica Schneiter en un video capturado al momento de la llegada a la cima del muro de granito en el centro de California.

“Nuestro gran lema era ‘¿Cómo se come un elefante?’ En pequeños bocados”. (una referencia a cómo realizar los movimientos de escalar).

“Un lanzamiento a la vez, un movimiento a la vez, un día a la vez”, detalló.
Su padre dijo que la niña estaba en shock y que no pudo contener las lágrimas. “Dijo que era su primer llanto de alegría”, indicó el escalador, que conoció a la madre de su hija escalando “El Capitán”.

Durante el ascenso, contó que “pasó tiempo relajándose, hablando sobre el mundo, sobre la vida en compañía de su padre”.
Ahora, Selah planea alentar a su hermano de siete años a que siga sus pasos.

Deja un comentario