FUTBOL FÚTBOL MX

Eliminar el descenso no es la solución


Investigando sobre el formato con el que se desarrollan las competencia de las mejores ligas europeas no se encuentra ninguna que no le dé valor a la búsqueda del gran premio que representa ganarse un sitio en la élite por medio del ascenso deportivo.
En España, en Francia, en Inglaterra, en Italia, en Alemania, Portugal, Holanda y en muchas ligas más, la disputa del ascenso y la lucha por el no descenso forman parte de la motivación continua y de la erradicación del conformismo entre los equipos que las conforman por lo que cambiarlo sería matar la esencia misma del juego, tal y como se está pensando hacer en México con la Liga de Ascenso
La posibilidad de que en nuestro país la “segunda división” cambie su estructura pero sobre todo la razón de su existencia para convertirse en una Liga de Desarrollo podría beneficiar a algunos que hoy como el Atlas o las Chivas corren un fuerte riesgo de bajar de categoría, pero también perjudicar a muchos más, que trabajando seriamente desde hace varios años, ansían unirse al selecto grupo de equipos del máximo circuito con todo derecho y la más elemental justicia. 
Hay en dicha idea pros y contras. Porque abrir un espacio para que los nuevos talentos puedan foguearse y mejorar su nivel antes de dar el brinco a la Primera División siempre será positivo, pero el costo, sin los ingresos necesarios para costearlo puede resultar demasiado alto tomando en cuenta que muy pocas marcas publicitarias o ninguna tal vez querrá invertir en un producto que no tendrá valor en el mercado ni presencia en los medios de comunicación que son finalmente los que completan el círculo virtuoso y económico del deporte profesional. 
Además para desarrollar jugadores ya están las fuerzas básicas y que pasará con éstas si los mejores elementos de cada club irán a la nueva Liga, dónde además también tendrán que pelear por un puesto con jugadores de origen extranjero de nivel bajo o mediano pero que aún así seguramente cobrarán más y mejor que los nacionales gozando de minutos en la cancha que quizá no merezcan. 
La Federación Mexicana de Futbol y la Liga MX parece que buscan copiar o parecerse más a la MLS o a las otras Ligas estadounidenses como la NFL o la NBA, en las que no hay diferentes categorías ni ascenso ni descenso, pero sí una seria y sólida estructura organizacional y financiera, con una constante expansión geográfica pero sobre todo dónde no hay socios ni propietarios de cuestionable reputación ni riquezas de origen desconocido o sospechoso como es lamentablemente normal en México.
Allá nadie está por encima de sus ligas. Ni dueños, ni entrenadores, ni las grandes figuras. Todos deben respetar reglamentos y acuerdos a rajatabla y el que no lo hace sufre las consecuencias en tiempo y forma, sin atajos ni segundas oportunidades. 
El tema de eliminar descenso y ascenso será debatido todavía durante mucho tiempo pero parece una decisión ya tomada aunque no necesariamente acertada ni oportuna y tendremos que esperar para calificarla totalmente aunque a primera instancia no parece ser la solución a los problemas del futbol mexicano. 

Deja un comentario