Cultura Musica

LA MAGIA DE “J.K.ROWLING” EN LONDRES 2012

Es el turno de recorrer los temas musicales que han cautivado en las entregas olímpicas, ya sea inaugural o de cierre. Pero en esta presentación en específico las notas se posesionan en el escenario para musicalizar una entrega en un ambiente totalmente literario.

Y es que en la ceremonia de Los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la escritora británica J.K.Rowling se presentaba en la escena de apertura leyendo unas líneas del famoso cuento “Peter Pan” del escocés  J.M. Barrie.

Por ende toda esa ceremonia giró en torno de la literatura, incluyendo los clásicos cuentos oriundos justamente de la capital británica y sus más representativos autores.

LAS LETRAS SE DESENVUELVEN EN EL ESCENARIO DE LAS OLIMPIADAS

La escritora estuvo acompañada por la música del inglés Mike Oldfield, Rowling, quien ha vendido más de 400 millones de libros de la saga juvenil, abrió la sección de la ceremonia diseñada por el cineasta británico Daniel Boyle inspirada en los cuentos infantiles.

LOS VILLANOS APARECEN

El maligno Voldemort hizo aparición ante las 62 mil  personas que abarrotaban el Estadio Olímpico de Stratford, al este de Londres, acompañado por otros villanos de la literatura británica.

No faltó el capitán Hook con su garfio, ni la Cruella de Vil de los 101 dálmatas, para tratar de asustar a los niños que dormían apaciblemente en decenas de camas dispuestas en el centro de estadio, en la recreación de un conocido hospital infantil.

En la ceremonia de Boyle, el cuento terminó bien y la niñera más famosa del cine, la conocida Mary Poppins, apareció en Stratford para desvanecer las pesadillas y continuar con la ceremonia que inauguraba los terceros Juegos Olímpicos que celebraba Londres en su historia.

LA MÚSICA DE MIKE OLDFIELD ACOMPAÑANDO LA ENTREGA

¿Recuerdan los sonidos de las famosas campanas tubulares que sonorizan a la cinta de terror “El exorcista”? 

Pues el compositor Mike Oldfield es el responsable de ese tema que tanta fama le generó que hasta en la actualidad es uno de los tantos temas de las bandas sonoras que más se recuerda.

Tras una lucha de años por posicionarse dentro de la industria, en 1973 llega “Tubular Bells”, por lo que trabajó en su ambicioso proyecto en los estudios propiedad de Richard Branson, dueño de un nuevo sello discográfico llamado Virgin. El álbum fue el comienzo de una época de bonanza para Branson, a quien los beneficios del álbum le ayudaron a levantar y consolidar el sello Virgin. El siguiente LP Hergest Ridge, fue lanzado en septiembre del 1974, e hizo que aumentara su fama con un tipo de música poco convencional por entonces.

En plena eclosión punk, Oldfield, impermeable a todo tipo de corrientes, editó Incantations en 1978, aunque al año siguiente presentó Guilty, un single más comercial, anticipo de un posible acercamiento de Oldfield hacia el rock contemporáneo. La primera gira mundial del músico británico se abrió en Madrid y Barcelona en 1979, y parte de esta gira aparecería en Exposed, su primer álbum en directo.

Evidentemente su época de mayor gloria fue la de los setentas en la cual obtuvo el Grammy, pero su talento multiinstrumental le ha permitido seguir vigente y reeditar su álbum en directo en el Carnegie Hall de 1993.

Recordemos su talento junto a la emblemática Rowling quienes exaltaron a la literatura infantil en aquella ceremonia olímpica.

Deja un comentario